La Federación Alemana podría multar a Ancelotti por su 'peineta' a los aficionados del Hertha

Bayern Munich Carlo Ancelotti
REUTERS STAFF / REUTERS
Publicado 20/02/2017 18:16:59CET

BERLÍN, 20 Feb. (DPA/EP) -

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) podría imponer al entrenador del Bayern Múnich, Carlo Ancelotti, una multa después de que el técnico italiano hiciese un gesto obsceno, una 'peineta', a los aficionados del Hertha durante un partido de Liga disputado el sábado en el estadio Olímpico de Berlín.

La comisión de control de la DFB comunicó este lunes que ha solicitado al preparador transalpino que ofrezca su versión de los hechos ocurridos tras el partido que terminó con un polémico empate 1-1 gracias a un gol anotado por el delantero del equipo muniqués Robert Lewandowski cuando el tiempo adicional ya había concluido (min.97).

El organismo también está investigando al Hertha porque los hinchas del club berlinés escupieron de camino a los vestuarios tanto a Ancelotti como al árbitro Patrick Ittrich, que dirigió el encuentro.

El Bayern Múnich confirmó que, "por supuesto", el entrenador italiano cumplirá con la petición de la Federación. El pasado sábado, al término del partido, el técnico reconoció en declaraciones a la televisión pública alemana haber mostrado el dedo medio a la afición berlinesa porque antes, precisó, había sido agredido con escupitajos.

En Alemania consideran poco probable que el caso derive en un tribunal deportivo y se da ya casi por descontado que la polémica se concluya con la imposición de una sanción económica.

En diciembre de 2014, el entonces entrenador del club de segunda división Unión Berlín, Norbert Düwel, fue condenado al pago de 3.500 euros después de hacer a la afición rival un gesto obsceno similar al realizado por Ancelottti.

El partido entre el Bayern y el Hertha tuvo un final bronco porque la afición del conjunto local entendió que el gol con el que los muniqueses lograron el empate no era válido.

El árbitro había marcado cinco minutos de descuento, pero luego sumó uno más por las demoras de los jugadores locales. El tanto de Lewandowski llegó cuando ya se jugaban seis minutos y medio de tiempo adicional, lo que provocó las protestas de los futbolistas del Hertha y, posteriormente, de la hinchada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies