La AFE tendría que depositar una fianza si la Audiencia Nacional suspende cautelarmente la jornada

reunion entre AFE y LFP. 21/12/2010
EP
Actualizado 28/12/2010 13:30:37 CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) tendría que depositar una fianza para hacer frente a posibles daños y perjuicios en el caso de que la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional decida suspender cautelarmente los partidos previstos para el próximo domingo 2 de enero, han informado hoy fuentes jurídicas.

La Sala de lo Social se reunirá mañana a las diez de la mañana para estudiar el procedimiento iniciado por asociación, que denuncia que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha incumplido el Convenio Colectivo firmado en julio de 2008, que reflejaba ese día 2 como fecha de descanso para los futbolistas, programando partidos para ese domingo, por lo que han llevado a cabo un procedimiento urgente en el que piden la mencionada suspensión cautelar.

Las partes comparecerán en el juzgado (calle Prim, 12) en una audiencia que será pública, aunque la estimación es que la decisión no se conozca hasta el jueves, han añadido las citadas fuentes.

La Sala impondría una caución económica a la AFE sólo en el caso de estimar su petición de suspensión, como previsión ante los posibles daños y perjuicios provocados por la falta de celebración de la jornada de liga si se diera el caso de que en la demanda principal sobre el conflicto colectivo el tribunal no le diera finalmente la razón.

En los últimos días y con el fin de llegar a un acuerdo, la AFE ha propuesto que la jornada se dispute íntegramente el domingo 3, en incluso aceptó disputar encuentros entre las 17.00 y 19.00 horas del 2.

Sin embargo, la LFP fijó la semana pasada los horarios de la jornada, con cinco partidos programados el 2, a distintas horas y no acepta el cambio de horarios, ya que eso supondría un conflicto con los derechos televisivos.

De hecho, la única solución sería el aplazamiento de la jornada 17 al completo, con lo que la Liga no terminaría el 22 de mayo, según está previsto en el calendario.

En cualquier caso, y más allá de este conflicto, del que la AFE lleva advirtiendo a la LFP con varias comunicaciones desde el mes de mayo, en el trasfondo de la negociación está la petición de una solución para el impago de salarios a los futbolistas por parte de los clubes de los que la patronal asegura no puede hacerse cargo, como pide el sindicato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies