Aguirre (Espanyol): "No traigo látigo, traigo ganas de ilusionar, pero se conjuga con resultados"

Javier Aguirre, ex entrenador del Atlético
Reuters
Actualizado 06/12/2012 17:23:53 CET

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El técnico del RCD Espanyol, Javier Aguirre, aseguró este jueves que no trae "látigo" para que el equipo reaccione sino que lleva "ganas de ilusionar", sin olvidar que necesitará que los resultados acompañen, pero seguro de que lo puede lograr porque "hay material humano".

"No traigo látigo, traigo ganas de ilusionar y esto se conjuga con resultados. Habrá unos que solo quieran resultados, sin importar como. Se puede, hay material humano", aseveró Aguirre en rueda de prensa.

El mexicano indicó que vio "normal" que los jugadores le mirasen el primer día de forma "recelosa". "Te escrutan, les vi serios, pero no pude percibir desconfianza. Se fueron soltando y a una semana de esto hemos ganado mucho en confianza en nuestra relación interna", comentó.

En la semana que lleva en la Ciudad Condal, el 'Vasco' está intentando hacerse a "una estructura deportiva grande", y calificó su periodo de tiempo como "intenso, pero útil". "El partido ante el Granada no tuvo mucha historia, el equipo luchó, peleó, no hizo un fútbol brillante, pero puso el listón de la actitud y la entrega en ese nivel y de ahí para abajo no se lo permitimos, de ahí para arriba bienvenido sea", advirtió.

Una de las preocupaciones es la del aspecto ofensivo. "Sergio García, Wakaso o Simao juegan por fuera y te la lían, tengo a Tejera, Verdú o Albín, que juegan por dentro, y dos 'nueves' (Stuani y Longo). Material hay, pero el aspecto ofensivo no sólo es de los de mitad para adelante, también necesitan que los de atrás les den la pelota en condiciones. En Granada no tuvimos apenas opciones, pero espero que mañana tengamos mayor presencia ofensiva, y hagamos gol", afirmó Aguirre.

Sobre el choque ante el Sevilla, cree que es "importante" para ambos. "Ellos, como nosotros, están con muchas necesidades, estamos muy igualados en el sentido de la presión, de la fortaleza mental. Vamos a ver quien comete menos errores, y ojalá en casa con apoyo del público y la ilusión del proceso de renovación consigamos los tres puntos", afirmó.

"SERÁ UN PARTIDO INTENSO".

"Detecto que el equipo quiere ganar. Si además es el mismo rival que hace poco y encima nos ganó, pues cada uno en su cabeza tendrá su dosis de revancha. Será un partido intenso, de regalar pocas cosas, muy cerrado. La salvación pasa por casa, necesitamos que la gente perciba que el equipo está vivo", prosiguió.

Aguirre, que no quiere insistir a sus jugadores en la importancia de los partidos en casa porque no quiere "confundirle con las cuentas de la lechera", subrayó, no obstante, que el de mañana es "como si fuera una final". "Tenemos que entender que los puntos deben quedar en casa, que son vitales para mejorar nuestra autoestima, pero tenemos que jugar mejor al fútbol que en Granada", declaró el mexicano.

El preparador blanquiazul descartó rumores sobre fichajes invernales porque le parece "muy difícil en una semana visualizar" lo que le hace falta o le sobra, y recordó que en "cinco entrenamientos y un partido" no ha podido determinar "el nivel individual de cada uno de los jugadores".

Por otro lado, el extécnico de Osasuna, Atlético y Zaragoza reconoció que, "sin privilegios", suele confiar más responsabilidad "en tres o cuatro jugadores por veteranía, experiencia, liderazgo o conocimiento mutuo". "Pero soy muy preguntón y me gusta conocer a todos. Aquí hay gente que ha sido campeona y que viene de otros países, y eso enriquece el vestuario", aclaró.

Además, el 'Vasco' dejó claro que no tenía "nada que ver" el abrir las puertas de entrenamiento para que la gente dé su apoyo a los jugadores. "No es un método semanal, voy variando en función a las necesidades del equipo", comentó. "Es para decir que estamos aquí. No tenemos nada que ocultar, y habrá otros que se cierren en los que haya que probar cosas o que se vaya a dar algún grito más alto", recalcó.

Tras medirse a un técnico como Juan Antonio Anquela, cuyo futuro está en duda, ahora le tocará hacerlo con otro en idéntica situación como el del Sevilla, Míchel. "Así está el mercado, vine hace casi once años y había un 'pelín' más de paciencia, te permitían algo más. Los resultados mandan y si un técnico no los consigue es la parte más vulnerable", zanjó.

Finalmente, tuvo palabras para el colombiano Miguel Calero, fallecido esta semana y al que entrenó. "Le vi hace un mes, era un muchacho encantador, sano, fuerte, vital y alegre. Fue un palo muy fuerte. Peleó por su vida y al final deja una huella profunda en nosotros. En mi país y en Colombia es un referente", confesó.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies