Capi (Betis): "La afición sabrá qué debe hacer, pero es normal que esté enfadada"

Actualizado 25/11/2009 15:15:35 CET

SEVILLA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El centrocampista del Betis Jesús Capitán, Capi, valoró hoy el anuncio hecho por grupos de aficionados béticos que están dispuestos a entrar 20 minutos tarde al partido del sábado ante la UD Las Palmas, en protesta por la crisis institucional y deportiva del club, y aseguró que "la afición sabrá qué debe hacer", si bien, añadió, "es normal que la afición esté enfadada".

Con todo, Capi añadió que el plantel verdiblanco debe mantenerse "al margen" de este asunto, y sólo centrarse en el choque contra los insulares. "Ahí no puedo entrar. La afición sabrá qué debe hacer, pagan su carnet y es normal que esté enfadada. Vamos a intentar sacar el partido adelante, nosotros tenemos que estar al margen", dijo.

El mediapunta, asimismo, se refirió a la iniciativa impuesta esta semana de desarrollar los entrenamientos a puerta cerrada, tras el incidentes de la pasada semana, en la que una veintena de hinchas radicales interrumpió la sesión de trabajo de los béticos. "Cada vez que hacemos algo es para mejorar. Se habrá decidido para estar más metidos y para que el domingo estemos centrados. Ganando todo estará bien hecho", espetó.

Por otra parte, Capi habló sobre la irregular marcha liguera del Betis en los últimos envites de la categoría de plata del fútbol español, donde ha sumado 2 puntos de los últimos 9 posibles y ocupa la undécima posición.

"Sabíamos lo difícil que iba a ser la Segunda División y que los rivales van a ir a por nosotros, porque es el partido más importante para ellos. Eso se cambia entrando en una dinámica positiva de ganar partidos, que es en lo que nos tenemos que centrar. Muchas veces funciona más el coco que lo físico, lo más importante es la cabeza y, cuando se tiene una racha mala, anímicamente estás mal y eso se soluciona ganando partidos", explicó.

Capi, por último, expresó las sensaciones que tienen en el vestuario por la situación actual del equipo, al tiempo que apostó por seguir trabajando para mejorarla. "Hay mucha presión y mucha ansiedad, es lógico. Llevamos cuatro años en una dinámica negativa y estamos en Segunda ahora, por lo que la presión es muy fuerte. No queda otra que seguir para adelante y que, semana tras semana, se vayan viendo mejorías", finalizó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies