Casillas y Mejía, con molestias físicas, no se ejercitaron con el grupo, donde sí estuvo Raúl

Actualizado 06/02/2006 15:05:23 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer entrenamiento de la semana del Real Madrid estuvo marcado por las ausencias de Iker Casillas y Alvaro Mejía, con distintos problemas físicos, y por la presencia de Raúl trabajando prácticamente al mismo nivel que el resto de sus compañeros.

El portero arrastra una dorsalgia aguda, mientras que el defensa sufre una elongación músculo psoas ilíaco izquierdo, tras el partido del pasado sábado, por lo que ambos estuvieron en tratamiento médico y fisioterapéutico y el gimnasio a la espera de confirmar su buena evolución de cara al partido de Copa del miércoles en La Romareda.

Un partido en el que no estará Raúl, que hoy dio un nuevo paso adelante en su recuperación, trabajando prácticamente al mismo ritmo que el grupo en una larga sesión que comenzó con una reunión táctica de casi media hora y un circuito físico en el gimnasio de prácticamente la misma duración.

Posteriormente, el grupo saltó al césped para comenzará el trabajo con balón, primero ensayando la circulación y posesión de balón y después con un partidillo entre los jugadores que no fueron titulares el sábado o no jugaron los 90 minutos como Sergio Ramos, Raúl Bravo, Pablo García, Diogo, Baptista, Salgado, Pavón, Helguera, Gravesen, Cassano y con ellos Raúl, que se lució de cara a portería.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies