El Celta consuma su descenso a Segunda tras pasar 14 de sus últimas 15 temporadas en la máxima categoría

Actualizado 17/06/2007 21:25:21 CET

Los triunfos de sus rivales dejaron sin aliento el último atisbo de reacción del equipo de Stoichkov

VIGO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Celta de Vigo consumó hoy su descenso a la Liga BBVA al no culminar la remontada que había protagonizado en las últimas semanas, pese a su triunfo sobre el Getafe (2-1), por lo que vuelve a la Segunda División dos años después de su última estancia en la categoría y pese a la reacción que se buscó con el estreno del ex futbolista búlgaro Hristo Stoichkov como técnico en el fútbol español.

El conjunto celeste ha repetido el papel que ya protagonizara hace cuatro años, cuando consiguió su clasificación para la Liga de Campeones con el cuarto puesto conseguido en la 2002-2003 y al año siguiente consumara su descenso al no poder asumir la participación en tres competiciones.

En la presente temporada, la tercera competición para el Celta ha sido la Copa de la UEFA, para la que se clasificaron el pasado año al finalizar en la sexta posición liguera, y en la que alcanzaron los octavos de final, al caer frente al Werder Bremen alemán, lo que unido a la falta de profundidad de su plantilla motivó que arrastraran una mala actuación en el campeonato doméstico.

La llegada de Hristo Stoichkov, que sustituyó a Fernando Vázquez, cesado un día antes, el pasado 10 de marzo, no se tornó en el revulsivo buscado por la directiva celeste. El búlgaro, que dimitió de su cargo al frente de la selección de Bulgaria para llegar a Vigo, se encontró con un equipo que ocupaba el antepenúltimo puesto de la clasificación a dos puntos de la salvación.

El Celta sumaba seis victorias, sólo una en Balaídos ante el Valencia, y nueve empates, y estaba inmerso en una negativa racha de resultados, ya que de los últimos 18 encuentros sólo fue capaz de ganar a domicilio al Osasuna en la jornada 23. En total, además de la victoria en el Reyno de Navarra, sumó ocho empates y nueve derrotas desde su éxito en Riazor.

Desde su estreno como técnico en la Liga española, que se produjo con una balsámica victoria en el derbi regional de la trigésima jornada ante el Deportivo de La Coruña (1-0), Stoichkov encadenó una serie de derrotas ante el Real Zaragoza (2-0), el Real Mallorca (0-3), el Villarreal (1-0), el Levante (1-2) y la Real Sociedad (3-1), que parecían conducir al equipo irremediablemente a Segunda.

No obstante, el triunfo ante un rival directo como el Real Betis (2-1) en la jornada 36, sobre todo después de que los verdiblancos se adelantaran, sumado al 2-3 con el que sorprendieron a domicilio al Atlético de Madrid dos semanas después, permitieron al Celta situarse a un punto de la salvación a falta de una fecha para la conclusión del campeonato, en la que recibieron al Getafe, que no se jugaba nada y con la mente puesta en la final de la Copa del Rey ante el Sevilla.

Finalmente, los triunfos de sus rivales directos en la lucha por la permanencia: Athletic de Bilbao y Betis, ambos con un punto de ventaja, hicieron inútil la victoria del equipo celtiña, que ha pasado 14 de sus últimas 15 temporadas en la máxima categoría del fútbol español, en las que, además, ha disfrutado de sus mejores años, convirtiéndose en un habitual en competiciones europeas.

LOS MEJORES AÑOS DE LA HISTORIA DEL CELTA

Atrás queda ahora un equipo que alcanzó la cúspide en la temporada 2002-2003, con la histórica clasificación para la 'Champions'. Una plantilla bajo las órdenes de Miguel Ángel Lotina y en la que destacaban los delanteros Edu y Catanha, así como los centrocampistas Mostovoi, Gustavo López, Jesuli y Luccin, con Fernando Cáceres en el centro de la defensa.

El mejor año de un equipo que daba continuidad a un exitoso ciclo en Primera División, en la que acumulaba 12 temporadas consecutivas, hasta que en el siguiente año descendieran sin que ni el propio Lotina, ni sus posteriores sustitutos: primero Radomir Antic, de la jornada 22 a la 30, y segundo Ramón Carnero, de la 31 hasta el final, lo pudieran evitar, aunque no sin protagonizar un gran papel en su estreno en la máxima competición europea, donde cayeron ante el Arsenal en los octavos de final tras superar a clubes como el Ajax y el Brujas en la fase de grupos.

Posteriormente, tras el año del ascenso en la 2004-2005 de la mano del gallego Fernando Vázquez, el mismo técnico se encargó de conducirlo nuevamente a puestos europeos, clasificándolo para la Copa de la UEFA, que se tornó en el principal lastre de una plantilla que este año no ha sabido combinar con sus compromisos ligueros.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies