Fútbol/Copa.- Rijkaard: "No necesito hablar del árbitro porque todo el mundo lo ha visto"

Actualizado 02/02/2006 2:06:31 CET

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El técnico del FC Barcelona, Frank Rijkaard, no entró a valorar la actuación del colegiado Rodríguez Santiago y la controvertida expulsión de Ronaldinho, y sí felicitó a sus jugadores por el partido, además de subrayar la necesidad de "saber dirigir la eliminación" de la Copa del Rey.

"Los jugadores han hecho todo por cumplir el trabajo y hemos ofrecido una gran imagen. Con algo de suerte y un gol más nadie hablaría del árbitro. Ha sido una lástima porque el equipo ha luchado hasta el último momento y ha podido superar la eliminatoria", subrayó.

Rijkaard agradeció el apoyo del público porque había dado "más motivación aún a los jugadores" y dijo no querer hablar del árbitro porque "todo el mundo lo ha visto". "No necesito decir nada aunque es una pena para Ronaldinho, que además no comprende la expulsión y ha sido una sorpresa para él", comentó.

El técnico holandés aseguró además que el equipo tiene "gran confianza" pese a la eliminación y debe "saber dirigir" este momento y seguir trabajando porque "hablar del árbitro no ayuda nada". En referencia a los treinta segundos que escamoteó el colegiado, Rijkaard aseguró que eso es "adicional". "Hay que dejar todos los segundos porque todos son importantes e igual no le ha funcionado bien el reloj", señaló.

MUÑOZ: "HEMOS SIDO MEJORES EN EL COMPUTO GLOBAL".

Por su parte, el entrenador del Zaragoza, Víctor Muñoz, reconoció que su equipo había sido "mejor en el cómputo global de la eliminatoria", y que igualmente el Barça había hecho "un gran partido" porque les había ganado con un jugador menos, tras la expulsión de Ronaldinho, sobre la que el técnico no quiso opinar.

"El Barça ha tenido cuatro o cinco ocasiones en la primera mitad y nosotros dos, pero en la segunda parte el golazo magnífico de Oscar ha enfriado los ánimos del Barça y de la afición", explicó el entrenador de los maños.

Muñoz admitió que su equipo había "funcionado muy bien" y añadió que si la expulsión de Ronaldinho no fuera correcta el partido sí habría estado condicionada. Igualmente el técnico dijo no recordar la jugada en la que Ponzio, que ya había recibido una amonestación, cometió falta sobre Messi y se arriesgó a la expulsión.

"Si he visto que le ha dejado pasar tres veces a Messi porque ya llevaba una tarjeta, y eso también condiciona el juego", comentó.