La juez deberá decidir en las próximas horas sobre las medidas cautelares en el voto por correo

Actualizado 30/06/2006 14:56:51 CET

Baldasano se unió como parte de la demanda de Calderón, mientras que Villar Mir formó parte de la defensa del Real Madrid en la vista

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Milagros Aparicio, Juez-Magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid, deberá resolver en las próximas horas sobre la demanda interpuesta por Ramón Calderón, candidato a la presidencia del Real Madrid, a la que se ha adherido Arturo Baldasano, en la que se cuestiona el sistema del voto por correo del proceso electoral.

Ramón Calderón, considerando que la regulación electoral no aseguraba la autenticidad y confidencialidad del voto, interpuso la semana pasada esta demanda solicitando, además, medidas cautelares a este respecto que fuero estimadas "parcialmente" por la juez, que ordenó "la abstención de todas las candidaturas de continuar con la captación física de votos" y su posterior envío "a través de Correos ni por ningún otro medio" en tanto "no se doten por la Junta Electoral de garantías efectivas de dicho procedimiento tanto en lo relativo a la identificación del votante como en la emisión libre directa y secreta del voto".

Para tratar de dotar de garantías al voto remitido desde las candidaturas, la Junta decidió que éstos deberían estar firmados en el sobre ante notario y con esta premisa se siguieron abriendo algunos sobres (alrededor de 800) el pasado martes.

Dos funcionarias de la Comisión del Juzgado se personaron el miércoles en el Santiago Bernabéu para confirmar que se estaban cumpliendo las garantías, aunque únicamente se entrevistaron con los abogados del Real Madrid y no accedieron a la zona en la que se encontraban los votos, que no se contaron el miércoles.

Así, regresaron ayer para tratar de decidir si se pueden diferenciar los votos 'individuales' de los votos de 'candidatura', algo que se antoja imposible dada la gran cantidad de sufragios recibidos en los últimos días, cerca de 6.000.

Una vez que las funcionarias abandonaron las oficinas, la Junta Electoral decidió continuar con el recuento de un total 1.012 votos de los cuales, tras descartarse un gran número por uno u otro motivo, quedaron sólo 666 válidos, 38 de ellos sin matasello.

En la vista de hoy, en la que se personó como parte de la demanda Arturo Baldasano, representado por su abogado Moisés Israel Garzón, se pidió, como medida cautelar, que se declare la "anulación" de todos los votos por correo ante la imposibilidad de saber la procedencia y considerando que aparecieron cajas con nuevo votos, algunos de ellos con el remitente a máquina desde Castellana 99, donde está situada la candidatura de Juan Miguel Villar Mir.

EL MADRID SOLICITA LA NULIDAD DEL PROCESO.

Por su parte, el abogado del Real Madrid, tras solicitar la "nulidad" del proceso por su excesiva celeridad y vulneración de los plazos, volvió a recordar que los votos se encuentran en un armario precintado y defendió el procedimiento adoptado por el club, mientras que Villar Mir, representado por Daniel García Pita, se sumó a los argumentos del Real Madrid, considerando que todos los votos que no cumplen los requisitos "se anulan" y que no cabe "sospecha" con el resto.

Posteriormente, compareció en calidad de testigo Manuel Torres Gómez, miembro de la Junta Electoral, que aseguró que ellos creen "en la buena fe de todos los socios" y reconoció que es imposible el intento de fraude antes de que los votos lleguen al Bernabéu, pero dejó claro que una vez en el club los sobres se abren en presencia de decenas de interventores de las distintas candidaturas.

Además, sobre los sucedido anoche, explicó que una vez las funcionarias de la Comisión del Juzgado se marcharon se las cuestionó sobre si el hecho de volver a poner el precinto en los armarios era una medida judicial y al responderles que era sólo reponer los que ya estaban, se procedió a retirarlos de nuevo y seguir con el recuento.

Un recuento que continuará esta tarde, desde las 15:30 horas, aunque se confía en que la decisión de la juez llegue previa a ese momento para evitar una nueva polémica.

Igualmente, compareció como testigo Mariano Rodríguez, que declaró haber visto como en la oficina de Correos de la calle Orense una serie de empleados de la candidatura de Villar Mir procedían a enviar varios paquetes de votos una vez se conocía la resolución de la Juez, así como que él se encontraba ahí para votar por correo a Ramón Calderón, después de haberlo hecho en la carpa el día antes.

Tras las conclusiones, en las que los demandantes volvieron a solicitar la anulación cautelar del voto por correo y abogados del Real Madrid y Villar Mir confiaron en la limpieza del proceso terminó la vista, a la espera de la resolución.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies