García Macua reconoce que pasó "cierta tensión" hasta que aparecieron los antidisturbios

Actualizado 04/12/2009 1:21:26 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Athletic Club de Bilbao, Fernando García Macua, reconoció que pasó "cierta tensión" por los incidentes que provocaron los ultras del Austria de Viena, que llegaron a invadir el terreno de juego obligando a la suspensión por cerca de media hora del encuentro correspondiente a la Europa League.

"En el palco hubo un momento de cierta tensión porque los miembros de seguridad ha llegado a perder el control y hasta que no han aparecido los antidisturbios y han retomado el control han sido unos minutos difíciles", indicó García Macua a la cadena 'Ser'.

El mandatario apuntó que el delegado de la UEFA estaba "tan sorprendido e indignado" como los representantes rojiblancos, "y otros invitado, entre ellos el embajador de España en Austria", advirtió.

García Macua aseguró que el grupo radical no era "pequeño". "Eran 2.000 ó 2.500 y en actitud muy violenta. Además, era un recinto cerrado y sin que las fuerzas del orden pudiesen pararlo podía pasar cualquier cosa. Hasta que no se ha formado el cordón policial, ha habido un momento de franca preocupación", añadió.

Finalmente, el dirigente del Athletic dejó claro que "la gran preocupación" tras el partido era que los seguidores del equipo "pudieran volver en transporte público sin mayores problemas".


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies