La FIFA amenaza a Portugal con suspender a su selección y sus clubes si no aprueban nuevos estatutos

Actualizado 04/03/2011 21:41:54 CET

LISBOA, 4 Mar. (EP/Reuters) -

La FIFA ha amenazado con suspender a las selecciones portuguesas de fútbol en todas sus categorías, así como a los clubes lusos de la competiciones internacionales, si estos no logran aprobar los nuevos estatutos que se ajusten a las reglas del organismo rector del fútbol mundial.

La Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) espera que los nuevos estatutos se aprueben en la votación que se celebrará el próximo 19 de marzo, después de que las asociaciones regionales hubieran rechazado éstos en las asambleas anteriores por temor a perder influencia a nivel nacional.

El principal problema con que se encuentra Portugal para llegar a la solución que le pide la FIFA, es que estos nuevos estatutos supondrán una importante transferencia de poder de votos desde las federaciones regionales a las ligas nacionales, así como a las asociaciones de jugadores y árbitros.

En caso de que no se llegue a una aprobación, "la Comisión de las Asociaciones remitirá el caso al Comité de Urgencia de la FIFA para posibles sanciones, incluida la suspensión", anunció la oficina de la FIFA en un correo electrónico envidado a los medios de comunicación.

La suspensión podría poner en riesgo la clasificación de Portugal para el Campeonato Europeo 2012 y conllevar la exclusión de los clubes más importantes del país de las competiciones de la UEFA. Oporto, Benfica y Braga se ha clasificado para los octavos de final de la 'Europa League'.

El Presidente la FIFA, Joseph Blatter ya mostró su preocupación por la situación del fútbol portugués y declaró que la federación portuguesa "ha de aprobar los estatutos". "Estamos preocupados por la situación en Portugal. La federación portuguesa ha de aprobar los estatutos", comentó Blatter el pasado jueves.

Por su parte, la federación lusa afirmó que están haciendo "un llamamiento" para la futura aprobación del texto. "Estamos haciendo un nuevo llamamiento a la responsabilidad de nuestros miembros de cara al 9 de marzo, para que podamos evitar un grave daño al fútbol portugués", declaró la junta directiva de la FPF en un comunicado.