Giralt acusa a la directiva del Barça de "envenenar" el proceso y reitera que no tiene relación con Rosell

Actualizado 16/06/2008 19:10:29 CET

BARCELONA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Oriol Giralt, uno de los promotores de la moción de censura presentada contra la directiva del FC Barcelona, acusó hoy a los dirigentes del club de estar "envenando" el proceso y aseguró hoy sentirse víctima de una campaña "insidiosa" por parte de la directiva, a la que reclamó responsabilidades por diversas actuaciones.

El abogado catalán reclamó el cese del director de comunicación del Barcelona, Jordi Badia, si éste no pide disculpas por haber manifestado que Giralt forma parte de una "trama" urdida para derrocar a la junta de Joan Laporta, presumiblemente con el apoyo del ex vicepresidente del club Sandro Rosell y personas afines a éste.

Giralt reiteró hoy que no tiene relación con Rosell y que no es "un títere" de éste ni de nadie. "Me quiero quitar el estigma de que todo esto está montado por un determinado grupo", afirmó, dejando claro que "esto no es una moción de ningún posible candidato" y que no ha recibido el respaldo del ex vicepresidente deportivo del Barça.

Además, consideró que el Barcelona ha cometido "un error histórico" por el "hecho gravísimo" de que el director de comunicación vinculase a Giralt con esa supuesta trama. Por ello, le exigió a Badia que pida disculpas de manera pública, "y si no, que sea cesado automáticamente de sus funciones" por parte de la directiva.

Giralt también reclamó la marcha del presidente de la comisión económica del Barça, Xavier Sala Martín, al que ya pidió la dimisión al concluir la recogida de adhesiones a la moción por haber insinuado que el grupo promotor del voto de censura podía haber presentado firmas falsas, como había ocurrido en otros casos en procesos electorales.

Así, recordó que Sala Martín "puso en duda" la veracidad de las firmas de apoyo presentadas, de las cuales validaron 9.145 de un total de 9.473 y el resto no fueron admitidas aunque no se detectaron casos de falsificación, y que entonces también se comprometió incluso a presentar la dimisión si no aparecía alguna firma falsa.

"Debe pedir disculpas o hacer lo que dijo que haría", señaló Giralt, que considera que Sala Martín no debería seguir en su cargo ya que, en caso de que la moción de censura triunfe en las urnas, sería el presidente de una comisión gestora para gobernar el club hasta la celebración de las elecciones, como ocurrió en el periodo electoral de 2006.

Giralt, que considera "insultante" la actuación de Sala Martín, valoró, por otra parte, que Laporta haya rebajado el tono en sus últimas intervenciones, aunque cuestionó que acabase el discurso que pronunció ayer ante un grupo de peñistas del club en a localidad catalana de Olot con la consigna 'Visca el Barça i visca Catalunya lliure'.

Al respecto, comentó que podría compartir esa expresión con Laporta porque su "patria" es Catalunya, pero aconsejó al presidente del Barça "que deje a los políticos la cuestión de avanzar en la construcción nacional del país" y también recordó que la afición del Barça es "transversal" y que no sólo está formada por catalanes.

Oriol Giralt, por último, reiteró su desacuerdo con la fecha elegida por la directiva para la votación, el domingo 6 de julio, que debe ser ratificada mañana de manera definitiva por la junta, y manifestó que no piensa hacer campaña para intentar ganar votos favorables a la moción, sino que quiere centrarse en fomentar la participación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies