Fútbol.- Guardiola resta importancia a sus palabras sobre Laporta: "Soy el entrenador y no pretendo más"

Pep Guardiola En Un Entrenamiento
REUTERS
Actualizado 01/10/2011 15:59:21 CET

El técnico azulgrana recordó que para conquistar la Liga "hay que ganar muchos partidos fuera de casa"

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, ha recordado que él es "solo el entrenador" del equipo y que no pretende "más", ya que cada trabajador del club "está muy bien en su parcela", restando importancia a sus palabras de apoyo a Joan Laporta que tanto revuelo generaron tras la goleada al Atlético de Madrid.

"Soy solo el entrenador de este equipo, es mi pretensión, nada más. Cada uno está muy bien en su parcela. Pretendo ser educado respondiendo a las preguntas que me hacen y no voy más allá de esto", aclaró Guardiola en rueda de prensa.

El Barcelona aún no ha logrado la victoria fuera de casa en esta Liga tras sendos empates en Anoeta y Mestalla. En este sentido, el técnico recordó que "para ganar el título hay que ganar muchos partidos fuera de casa", aunque recordó que su equipo logró el año pasado el récord liguero de triunfos a domicilio.

"Ahora tenemos otra salida muy complicada y dependerá de nosotros romper esta mini racha. Si no ganas siempre hay dudar, no importante lo que hayas hecho, y el Sporting nunca es fácil. Analizando con tranquilidad los últimos partidos contra ello entendemos por qué siempre ha costado ganar. Defienden muy bien con mucha gente cerca del área y nunca es sencillo", analizó antes de jugar el domingo en el Molinón.

En este sentido, Guardiola vaticinó "un partido ajustado que se decidirá con detalles" en el que sus jugadores deberán emplear "mucho trabajo y mucha cabeza" para llevarse los tres puntos. "Siempre jugador muy igualado con el Sporting porque es un equipo compacto, intenso, que ataca bien con Barral y compañía. Además la afición les ayuda mucho. Es uno de los campos más difíciles del año", avisó.

LA LESIÓN DE CESC TRASTOCA EL PLANTEAMIENTO TÁCTICO.

Tras las lesiones de Alexis, Iniesta o Afellay, el enésimo revés para el Barça se ha conocido este sábado con la lesión de Cesc Fábregas, que estará fuera tres semanas por una rotura fibrilar sufrida en el entrenamiento. Guardiola estaba empleando con asiduidad un sistema 3-4-3 y no escondió que esta baja condiciona sus planes.

"Cesc nos ayuda a jugar con este sistema, por su perfil se adapta bien porque es un jugador diferente. Tenía pensado jugar de una manera y tendré que hablar con Tito (Vilanova). Hay otro jugadores que pueden hacerlo bien en su posición, pero él es un jugador específico para el puesto", reconoció Guardiola.

El entrenador, para quien "cualquier lesión es un contratiempo", también comentó la situación de otros jugadores 'tocados' como Carles Puyol, que entró en la convocatoria "porque está en condiciones de jugar". "Tenía un golpe pero ha entrenado mucho mejor y ya no tiene los síntomas que sufría", detalló.

Respecto a Alexis Sánchez, el preparador fue rotundo cuando se le preguntó si podía acudir con la selección chilena. "No tiene permiso para viajar con su selección. Me parece bien que esté en Chile con su familia para esta segunda fase de la recuperación, pero no tiene permiso", reiteró.

Además, Guardiola aseguró que en "anecdótico" que su equipo acabe tantos encuentro ganando por 5-0. "Está bien hacer muchos goles pero el objetivo es ganar. Lo demás es solo estadística. Solo tenemos que pensar en qué hacer para ganar mañana", concluyó.