Javi Navarro admite que en los Sevilla-Osasuna "hay tanta tensión que se puede llegar un poco al límite"

Actualizado 02/02/2006 17:04:21 CET

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El defensa sevillista Javi Navarro admitió hoy que en los Sevilla-Osasuna "hay tanta tensión, que se puede llegar un poco al límite".

Y es que estos partidos se han hecho famosos en los últimos años por su carácter polémico, algo para lo que Navarro no tiene una explicación concreta.

"Son partidos que, por lo que sea, se dan así, porque nos jugamos mucho y no es que los futbolistas se metan en líos, sino que cada uno defiende a su equipo. Hay tanta tensión que se puede llegar un poco a los límites. Son partidos complicados, difíciles, que depende de cómo se vayan planteando se irán resolviendo", apuntó el levantino.

Eso sí, Javi Navarro está seguro de que el Sevilla debe ser fiel a su propio estilo a la hora de medirse a los rojillos. "Tienes que practicar tu fútbol, porque si vas a expensas de lo que hace el contrario no llegas lejos". Ello no le impidió reconocer que, una vez el balón eche a rodar "se verá lo que sucede".

"Si en un momento dado tienes que ir fuerte, pues tienes que ir fuerte y si luego tienes que jugar la pelota, pues juegas la pelota", comentó.

Paralelamente, Navarro descartó que este choque sea más importante que otros, al ser el Osasuna un rival directo en la lucha por los puestos europeos. "Ganar es una obligación de todos los domingos y, por eso, no pensamos en estar cerca de los puestos de 'Champions' en la que no piensas en meterte, porque queda mucho camino por recorrer, pero hay que estar cerca de esos puestos para no descolgarse", matizó.

Otro asunto abordado por el valenciano fue el hecho de que sea el colegiado Pérez Lasa el que, una vez más, arbitre un Sevilla-Osasuna. "Yo no entro a valorar las designaciones ni el comportamiento que hayan tenido anteriormente. Intento no pensar en ello y para mí el árbitro en cada partido es algo neutral, que lo intenta hacer lo mejor posible", opinó.

Por último Javi Navarro reconoció que todavía debe completar su puesta a punto en lo meramente físico tras la lesión que ha sufrido aunque, por encima de ello, negó que se haya convertido en el líder de la defensa del Sevilla.

"Ese rol, en caso de que alguno del equipo lo tuviera, es importante repartirlo y que haya determinados futbolistas que puedan llevarlo adelante entre todos. Uno sólo es difícil, lo bueno es que la mayoría tire del carro y el peso se pueda repartir, porque seguramente nos vaya mucho mejor", concluyó.