Lacruz (Athletic): "El partido de Málaga va a ser muy disputado y debemos hacernos fuertes defensivamente"

Actualizado 02/02/2006 17:05:20 CET

BILBAO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El defensa del Athletic Club Mari Lacruz destacó hoy que la solidez defensiva que exhiba el conjunto rojiblanco el sábado en La Rosaleda será determinante para sumar en La Rosaleda la segunda victoria consecutiva.

"Si es muy importante por la situación actual de los dos equipos, y máxime cuando ellos han cambiado de entrenador y van a tener una motivación extra y un plus de interés por demostrar al nuevo técnico que pueden estar ahí. En ese sentido, creo que va a ser un partido muy disputado en el que debemos hacernos fuertes defensivamente", destacó el jugador navarro, quien no obstante dejó claro que la labor defensiva no es sólo tarea de la línea de retaguardia, sino de todo el equipo.

Lacruz no está teniendo suerte esta temporada en su tarea de contención, con autogoles (como el que marcó ante el Deportivo) y los rebotes. Pero también es un defensa que ve puerta con facilidad. Esta campaña ya ha marcado dos goles (al propio Málaga en San Mamés y al Zaragoza en La Romareda). Precisamente, al conjunto malacitano le hizo dos tantos claves en la recordada remontada rojiblanca (3-4) de la temporada 1999/2000.

El central rojiblanco también subrayó la importancia de sumar en La Rosaleda la segunda victoria consecutiva, tras la lograda ante el Getafe, que le daría al Athletic "aire para afrontar las próximas jornadas".

"Es un enfrentamiento directo entre dos equipos que estamos ahí abajo, y los puntos que se disputan cobran más importancia. En principio, nosotros tenemos que buscar la victoria porque tenemos una oportunidad muy buena de lograr dos triunfos consecutivos y conseguir ir un poco hacia arriba. El partido nos dirá si el empate vale", apostilló.

Mari Lacruz, que tiene muchas posibilidades de formar parte de la defensa de cinco hombres que coloque Clemente frente al Málaga, se las tendrá que ver con delanteros difíciles de marcar como el Chengue Morales o Salva Ballesta, que pueden incluso resultar algo marrulleros. Pero el rojiblanco quitó hierro a este aspecto. "Al final, eso entra dentro del fútbol. Además, siempre hay dificultades cuando te enfrentas a cualquier equipo", concluyó.