Laporta viaja a Senegal para inaugurar el primer centro solidario del FC Barcelona en Africa

Actualizado 24/10/2007 20:23:45 CET

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, viajó hoy a Senegal para inaugurar mañana en la ciudad de Richard Toll el primer centro solidario del club catalán en Africa, un local dirigido a la infancia que ofrecerá asistencia médica y promoverá la educación y el deporte.

El espacio, de dos hectáreas, cuenta con 450 metros cuadrados construidos donde se han dispuesto aulas, talleres de formación, un consultorio médico, un comedor y una biblioteca. Además, se ha acondicionado una pista polideportiva y un campo de fútbol.

El centro, cedido por el Ayuntamiento de la ciudad senegalesa, está dirigido a niños y niñas de entre 6 y 16 años que están en situación de vulnerabilidad y de riesgo de exclusión social, a los que se dará apoyo educativo, de asistencia sanitaria y nutricional.

La apertura de este primer centro solidario del Barça en Africa se enmarca en el programa XICS, impulsado por el club a través de su fundación y que también desarrolla proyectos en Marruecos, Brasil (con la fundación de Edmílson) o Camerún (con la fundación de Eto'o).

Laporta, que encabeza la delegación del Barça en Senegal, señaló que este centro "de medicina y deporte" se ubica en una ciudad "muy afectada, como todo el país, por la lacra del Sida", y que el club prevé abrir nuevos centros en otras zonas de Africa y Sudamérica.

"El Barcelona está presente en la vida de las personas más necesitadas y sobre todo de los niños y niñas más vulnerables", dijo Laporta, que viajó al país africano acompañado por el vicepresidente Alfons Godall y un equipo de la Fundació FC Barcelona.

El centro estará en la ciudad de Richard Toll, de unos 150.000 habitantes, que está situada a unos 360 kilómetros de Dakar, al noroeste de Senegal, muy cerca de la frontera con Mauritania, y que es considerada la principal productora de caña de azúcar del país.

La ciudad recibe su nombre en honor a un horticultor francés apellidado Richard que creó una explotación agrícola a principios del siglo XIX. Al apellido se le añadió la palabra 'toll', que significa jardín en el idioma 'wolof', uno de los más hablados de Senegal.