Lorenzo Sanz se enfrenta a seis años de cárcel por estafa, insolvencia punible y delito societario

Actualizado 11/05/2012 18:19:43 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz y su esposa se sentarán el próximo 17 de mayo en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de estafa, insolvencia punible y delito societario.

El juicio se celebrará contra Lorenzo Sanz, María Luz D., M. José Antonio R.R. y Santiago S.S. por la supuesta comisión de un delito de estafa, otro de insolvencia punible y un delito societario.

La Fiscalía de Madrid solicita para Sanz seis años de prisión, para la segunda dos años de cárcel, para el tercero tres años de cárcel y para el último de los procesados un año y medio de reclusión.

Según el fiscal, María Luz D.M., esposa de Lorenzo Sanz Mancebo, era la administradora única de la sociedad Refinsa S.L., mientras que su marido lo era de la sociedad Nuada. S.A., propietarias ambas de unos terrenos en la localidad madrileña de San Fernando de Henares.

En junio de 2003 ambas sociedades acordaron la venta del cincuenta por ciento de estos terrenos, bajo el precio de casi nueve millones y medio de euros, a la empresa Numam S.A.

Como quiera que los precios se habían disparado al alza y el contrato no estaba elevado a escritura pública, las sociedades Refinsa y Nuada acordaron con el también procesado José Antonio R. R., máximo accionista de Numam S. A. y con el procesado Santiago S. S. administrador único de Numam S. A. la nueva venta del inmueble, esta vez previa rescisión del anterior, por un precio muy superior, y ya no el cincuenta por ciento del terreno sino el cien por cien.

Acordaron así, según el fiscal, vender todo el terreno a la sociedad Coperfil por un valor de 52,5 millones de euros, casi tres veces más del precio de la compra-venta inicialmente referida. El 28 de julio de 2005 se efectuó la venta, que quedó escriturada públicamente el 13 de septiembre del mismo año.

Los acusados José Antonio R. R. y Santiago S. S. ocultaron el nuevo acuerdo a los socios de Numan S. A., contrarios a esta operación al tener conocimiento de que los terrenos por ellos adquiridos debían permanecer en su poder por el incremento del precio del suelo.

En julio de 2005 las sociedades Refinsa S. L. y Nuada S. A. quisieron hasta en dos ocasiones devolver los diez millones de euros a Numan S. A. por el valor de los terrenos de la compra-venta anulada. Y como quiera que Numan S. A. se negaba a aceptarlo, Lorenzo Sanz y su esposa decidieron quedarse con los diez millones abonados más los casi 30 millones de Coferfil que ya habían sido depositados en sus sociedades.

"Los procesados Sanz y María L.D. carecen de cualquier bien inmueble, propiedad, patrimonio y/o activo que sufrague los gastos que la querellante Numan S.A. había abonado por los terrenos, más los intereses establecidos por un juzgado de Primera Instancia de Madrid en concepto de compensación, por un montante total de algo más de 16 millones de euros", señala el fiscal.

La sociedad Refinsa fue declarada en concurso de acreedores en junio de 2008, desapareciendo su activo original y los 40 millones de euros cobrados por los terrenos.

Según el fiscal, "la sociedad Nuada ocultó su patrimonio en operaciones extranjeras sin ningún fundamento y sin rendimiento económico alguno. Los acreedores no tienen cómo embargar bien alguno".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies