Mari Lacruz: "Ha sido un orgullo para mí ser rojiblanco"

Actualizado 14/07/2006 16:59:34 CET

BILBAO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El defensa navarro Jesús María 'Mari' Lacruz afirmó hoy sentirse "muy orgulloso" de haber militado nueve temporadas en el Athletic Club de Bilbao, del que se despide para recalar en el RCD Espanyol las tres próximas campañas.

Lacruz comenzó su comparecencia muy entero. "Mi etapa aquí ha finalizado y estoy muy orgulloso de poder haber estado aquí nueve años, que han sido maravillosos, y en los que me he formado como jugador y como persona. Nada más que agradecer a todos, a mis compañeros y a todos los que forman el entorno del Athletic, y decir que ha sido un orgullo para mí ser rojiblanco", aseguró.

"Ahora empieza una nueva etapa, una nueva aventura en el Espanyol, que afronto con mucha ilusión de que todo salga bien", prosiguió el defensa.

UN FUTURO A LARGO PLAZO EN EL ESPANYOL.

Sobre los motivos que han dado lugar a su marcha, Lacruz señaló que ha sido "un poco todo", pero principalmente, porque sabía que en el Athletic se le "iba a acabar una etapa". "Allí podría tener un futuro a largo plazo, y esta ha sido una de las razones", explicó, asegurando que la destitución de Javier Clemente como técnico no le hizo reconsiderar la decisión de marcharse. "Ha sido algo que he ido madurando, independientemente de quién estuviera", aseveró.

Lacruz reconoció que en su decisión ha sido "muy importante" la presencia de Ernesto Valverde en el banquillo del club 'periquito'. "Ya me conoce y sabe lo que puedo dar de mí. Sabiendo que todo es muy efímero aquí, me he aventurado a hacerlo, y creo que voy a un sitio donde hay seriedad y voy a estar a gusto y bien", afirmó.

SE QUEDA CON LA GENTE QUE HA CONOCIDO.

El navarro señaló que con lo que se queda de estos nueve años que ha vivido en el Athletic es, principalmente, con el aspecto humano del vestuario. Y es aquí donde se empezó a desmoronar. "Para mí ha sido muy importante conocer a la gente que ha habido aquí. Los resultados están ahí, en la tabla, en los periódicos, pero luego se olvida. Pero lo que me voy a llevar para siempre es la gente", subrayó.

Lacruz rompió entonces a llorar y ya no pudo continuar cuando se le cuestionó por la forma en la se gestó su fichaje por el Espanyol. Fue entonces cuando Fernando Lamikiz, como ya hiciera con Julen Guerrero, puso fin a la rueda de prensa, que concluyó con un fuerte aplauso.

Mari Lacruz llegó al Athletic en la temporada 1997/98, procedente de Osasuna. Con el conjunto rojiblanco ha disputado un total de 251 partidos oficiales (224 de Liga, 20 de Copa, cinco de Liga de Campeones y dos de Copa de la UEFA), marcando 12 goles, todos ellos en Liga.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies