Messi: "Tenemos que ganar y esperar y rezar para que el Madrid se deje puntos"

Actualizado 22/01/2008 15:24:32 CET

BARCELONA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El delantero barcelonista Leo Messi reconoció hoy la dificultad de alcanzar al Real Madrid, líder de la Liga con siete puntos más que el FC Barcelona, y señaló que los azulgranas deben centrarse en ganar sus partidos y después "esperar y rezar" para que los blancos se dejen puntos en algún partido.

"La verdad es que el Real Madrid está bien, sacando sin problemas partidos que parecen muy difíciles. Tenemos que pensar en ganar nosotros y esperar y rezar para que ellos se dejen puntos", declaró el argentino, quien de todas maneras está convencido de que el Madrid encajará alguna derrota.

"Tenemos que dedicarnos a lo nuestro y ganar, porque ellos algún partido van a perder. Es difícil que ganen los 18 partidos que quedan. Ya nos pasó a nosotros el año pasado y tenemos que estar tranquilos", añadió. Además, admitió que lo primero ahora es pensar en ganar y no en dar espectáculo.

Messi, como todos sus compañeros en los últimos tiempos, asegura que "lo importante es ganar, aún sin buen juego", y considera que ir sumando triunfos es la mejor manera de poder ir recuperando un buen nivel de juego y a la vez de "intentar recortar los siete puntos al Real Madrid".

El Barcelona se prepara estos días para la visita al Villarreal, este jueves en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, en la que los azulgrana quieren resarcirse de su derrota esta temporada en El Madrigal (3-1) y, sobre todo, obtener un buen resultado para encarar la eliminatoria.

"Sabemos que va a ser muy difícil. En la primera vuelta de la Liga nos ganaron muy bien, pero esta vez es diferente porque jugamos una eliminatoria. Hay que jugar e ir a buscar el partido de vuelta y pensar que hay un partido de vuelta", apuntó el joven jugador argentino.

"NINGUN PROBLEMA" POR SU VIAJE A QATAR.

La vuelta de Messi la titularidad puede ser la principal novedad del Barça en Villarreal, después de que reapareciera el domingo ante el Racing (1-0) tras cinco semanas de baja, la última de ellas con polémica por su viaje a Qatar sin permiso del club para participar en un acto promocional de una escuela.

El argentino no quiso pronunciarse sobre este episodio, por el cual incluso Johan Cruyff ha sugerido que se le imponga una multa, y mantuvo que "de ese tema ya está todo arreglado". "Hablé lo que tenía que hablar con la gente del club y no hay ningún problema", dijo, sin dar más explicaciones.

Por último, Messi defendió a Ronaldinho de Assis, todavía de baja por una tendinitis rotuliana, de las críticas que ha recibido en los últimos tiempos, y también mostró su apoyo al joven Giovani dos Santos, que recibió algunos silbidos del público del Camp Nou el pasado domingo.

Del 'diez', cree posible que vuelva a ser el de antes y destacó que "está trabajando muy fuerte". "Le veo con muchas ganas y para todos es importante que vuelva cuanto antes", dijo, para luego añadir que ve "injusto que se le haya 'pegado' mucho", en alusión a las críticas de algunos medios.

En cuanto a los silbidos que un sector de la afición del Barcelona dedicó a Giovani, Messi señaló que "no es bueno para él ni para el grupo" y le aconsejó que esté "tranquilo y siga jugando de la manera que lo está haciendo". "Si está acá, es por lo que ha demostrado jugando a su manera", concluyó.

EDMILSON ENTRENA CON NORMALIDAD.

Durante el día de hoy, por otra parte, Ronaldinho continuó con su plan especial de recuperación al margen de la plantilla del Barcelona y no participó en el entrenamiento celebrado en el campo de La Masia, donde ayer realizó una intensa sesión de trabajo físico junto al recuperador Juanjo Brau.

El defensa Carles Puyol, por su parte, se retiró antes que el resto de jugadores, después de realizar el calentamiento y unos 'rondos', ya que aún está un poco resfriado, y continuó el entrenamiento en el gimnasio, aunque, en principio, no peligra su participación en el partido del jueves en Villarreal.

La novedad del entrenamiento fue la presencia del centrocampista Anderson Luis de Souza, Deco, que se ausentó el lunes con permiso del club para resolver un asunto personal. La plantilla barcelonista volverá a entrenarse mañana en la última sesión antes de viajar a Villarreal.

Para este partido, Frank Rijkaard puede recuperar al centrocampista José Edmílson, que se entrenó con normalidad por segundo día consecutivo, después de haber superado la rotura muscular que sufrió el pasado 9 de enero en el partido de ida de la eliminatoria de Copa ante el Sevilla (1-1).


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies