Charlize Theron conduce un sorteo impregnado de ritmos africanos

Actualizado 04/12/2009 21:05:38 CET

La mano inocente de Haile Gebrselassie evitó el duelo ibérico en la primera fase

CIUDAD DEL CABO (SUDÁFRICA), 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La bella y oscarizada actriz sudafricana Charlize Theron condujo un sorteo mundialista plagado de ritmos africanos, que comenzó con un emocionante mensaje de Nelson Mandela y concluyó con incertidumbre para España, ya que evitó a la Portugal de Cristiano Ronaldo en el último suspiro del evento.

El centro Internacional de Convenciones de Ciudad del Cabo acogió una gala que se alargó durante hora y media bajo la atenta mirada de un ramillete de mitos del fútbol internacional como el portugués Eusebio o el camerunés Roger Milla, que se levantaron durante el acto para recibir sendas ovaciones.

Pero por encima de los jugadores, el protagonismo correspondía a los 30 seleccionadores presentes, todos los clasificados para el Mundial excepto Diego Armando Maradona, que sigue sancionado por su ya histórico "¡Que la chupen!", y Marcelo Bielsa, que mandó en representación de Chile a el ex madridista Iván Zamorano.

La llegada al escenario del elemento más importante del Mundial, el trofeo que ahora ostenta Italia tras superar a Francia en el pasado Mundial, ilustró la importancia del sorteo: todos los asistentes tenían a la vista la imagen del éxito. Giancarlo Abete, el presidente de la selección italiana le entregó el trofeo al presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, y Blatter, dieron la bienvenida a los asistentes al comienzo del espectáculo, paso previo al mensaje grabado de Nelson Mandela. El mítico político sudafricano no escondió la emoción que le produce ver un Mundial en su país. "Me alegro de haber vivido el tiempo suficiente para verlo", se alegró.

A lo largo del evento pasaron por el engalanado escenario se les celebridades del deporte, como el centrocampista inglés David Beckham y atleta etíope Haile Gebrselassie, dos veces ganador del oro olímpico y cuatro veces campeón mundial de atletismo, que decidió la suerte de España al coger la bola suiza en lugar de la portuguesa.

Además, aparecieron Makhaya Ntini, primer jugador negro en un equipo sudafricano de críquet, John Smit, capitán del equipo sudafricano campeón mundial de rugby o el jugador de los Bafana Bafana Matthew Booth, que recibió una calurosa ovación del respetable.

También se encontraban entre los 2.000 invitados Issa Hayatou, presidente de la Comisión Organizadora, los ganadores del Premio Nobel Frederik W. de Klerk y el arzobispo Desmond Tutu, así como las antiguas estrellas del fútbol Franz Beckenbauer, Michel Platini, Eusebio y Roger Milla.

Todo ellos templaron los nervios con actuaciones del Soweto Gospel Choir, ganador del Grammy, la cantautora beninesa Angélique Kidjo y el solista sudafricano, Johnny Clegg, actuaron junto a la compañía de danza Jazzart. Además, se transmitieron varios vídeos rememorando la historia de los Mundiales y uno consagrado al continente africano en el que elefantes, jirafas y leones jugaban a fútbol en la estepa.

La gala se transmitió en directo a una audiencia aproximada de 200 millones de personas en más de 200 territorios y otro de los protagonistas de la mascota oficial, el leopardo Zakumi, de piel amarilla y pelo verde, los colores del equipo sudafricano.

La mascota oficial ha sido diseñada y producida exclusivamente en el país anfitrión y recibe el nombre compuesto por 'ZA', por Sudáfrica, y 'kumi', una traducción de "diez" en numerosos idiomas africanos. El leopardo mostró su talento futbolístico dando toques al 'Jabaluni', balón oficial del Mundial cuyo significado es "festejar" y que estará desde mañana a la venta.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies