Oliveira: "No hay mensaje de tranquilidad porque no podemos estar tranquilos y hay que empezar a ganar"

Actualizado 24/02/2009 14:22:46 CET

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El delantero del Betis Ricardo Oliveira comentó hoy que los integrantes del vestuario heliopolitano no pueden enviar a su afición un "mensaje de tranquilidad" porque, en estos momentos, en que se han situado a sólo dos puntos del descenso, no pueden "estar tranquilos" sino que tiene que "empezar a ganar" partidos cuanto antes.

Y es que el doloroso 6-1 encajado el pasado sábado ante el Real Madrid, unido a los resultados de equipos como el Mallorca, Osasuna y Espanyol, ha agravado la situación del Betis, como bien sabe Oliveira.

"Tenemos que estar atentos y saber lo que nos estamos jugando, porque los de abajo están apretando y no podemos estar tranquilos. Lo que hay que hacer es levantarse y empezar a ganar", sentenció al respecto.

Por lo tanto, el ariete, que ya lleva dos goles en tres partidos jugados, se centra en la visita del Villarreal, próximo rival liguero del Betis, ante el que no espera encontrar facilidades. "No tenemos miedo, pero necesitamos ganar por nosotros y por la afición. La clave está en el trabajo y en el sacrificio. Ellos son un gran equipo, pero nosotros también y estamos necesitados, así es que debemos apretar para ganar", espetó.

Sin embargo, lo sucedido en el Bernabéu no pasa desapercibido para Oliveira, que lo considera como "una alerta" que debe resonar en el vestuario, para que sus integrantes salgan atentos en todos los partidos desde el primer minuto, y exculpó a Paco Chaparro del 6-1 y recalcaó que los jugadores fueron "los principales culpables". "Nos faltó la actitud, el compromiso y la comunicación en el campo. Sabemos lo que hicimos y queremos no repetir más lo que pasó el otro día", confesó.

Igualmente, se mostró comprensivo con el enfado mostrado por los aficionados hacia los jugadores, en la vuelta desde la capital de España hacia Sevilla. "Tienen todo el derecho a estar tristes y a protestar. Los veía antes del partido muy motivados y después de encajar seis goles es normal que la afición nos diga cosas", aseveró.

Por último, cuestionado por el hecho de que haya visto tres tarjetas amarillas en otros tantos partidos jugados, Oliveira recordó que él no es más que parte de un grupo. "Uno sólo no puede hacer nada. No soy el salvador ni el que va a revolucionar al equipo. A veces voy con demasiadas ganas y por eso veo tantas tarjetas", concluyó.

CHAPARRO HACE 'TERAPIA DE GRUPO'.

Mientras tanto, el técnico Paco Chaparro hizo hoy 'terapia de grupo' con sus jugadores, en la vuelta a los entrenamientos del Betis. El trianero charló con sus hombres durante 20 minutos, para analizar lo sucedido en el Santiago Bernabéu.

Posteriormente, y con la vista puesta ya en el choque contra el Villarreal, los futbolistas béticos se ejercitaron en una intensa sesión de entrenamiento que se prolongó por espacio de dos horas.

Por último, hay que añadir que Edu se desplazará esta tarde a Madrid, donde mañana se someterá a una revisión médica, tras la cual podría recibir el alta y empezar a estar a disposición de Chaparro. Como se recordará, el jugador sufrió una rotura de fibras en el bíceps femoral del muslo izquierdo, durante el encuentro copero ante el Castellón jugado en octubre pasado.