Puyol estará unos tres meses de baja y Edmílson, un periodo más largo

Actualizado 22/06/2007 14:53:30 CET

BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El capitán del FC Barcelona, Carles Puyol, estará unos tres meses de baja debido a la rotura del ligamento lateral externo de la rodilla izquierda que sufrió el miércoles en el partido disputado en Sudáfrica y por la que fue intervenido la pasada madrugada, mientras que José Edmílson, que ayer fue operado de una misma rodilla por tercera vez en tres años, tendrá una recuperación más larga y podría estar entre cuatro y seis meses sin jugar.

Puyol se perderá la pretemporada y el primer mes de competición ya que no reaparecería hasta finales de septiembre, por lo que no jugará las primeras jornadas de Liga y el debut en la Liga de Campeones, según los plazos previstos, aunque ya ha comunicado a los médicos que "esto hay que rebajarlo porque no puede ser y tengo que jugar antes", explicó hoy el doctor Ramon Cugat, que dirigió la intervención, hasta pasadas las dos de la madrugada.

El defensa catalán afronta la primera lesión de gravedad en una rodilla de su carrera, en la que sobre todo había padecido problemas en los tobillos y en que se ha caracterizado por acortar los plazos previstos por los médicos, y se trata de una rotura "traidora", señaló Cugat, que destacó que Puyol quiere "comerse el mundo e incluso ha empezado a mirar el calendario", pero que ya le ha tenido que decir que no quiera "correr" para forzar su reaparición.

El doctor Ricard Pruna, médico del equipo barcelonista, también destacó la "entereza" mostrada por el jugador en el momento que el médico tuvo la "sospecha" de que sufría una rotura del ligamento lateral externo, nada más terminar el partido disputado en Pretoria ante el Mamelodi Sundowns (1-2), un amistoso con el que el Barcelona despidió la temporada y al que Puyol llegaba después de haber jugado 53 partidos oficiales esta temporada.

El caso de Edmílson, por otra parte, es más grave, dado que ayer fue operado de la rodilla derecha por tercera vez en tres años y su periodo de recuperación será superior al de Puyol y podría ser de entre cuatro y seis meses, según las explicaciones de Cugat, aunque no quiso concretar un plazo. El veterano jugador brasileño, que este verano cumple 31 años, afronta una recuperación "larga" que le tendrá sin jugar "unos cuantos meses".

Edmílson fue intervenido del menisco lateral externo el verano del año pasado, por lo que causó baja para el Mundial, y en octubre de 2004 sufrió en la misma rodilla una rotura del ligamento cruzado anterior y una rotura del menisco interno, lesión por la que estuvo seis meses de baja. Durante la temporada recién concluida, ha seguido un plan específico de trabajo para poder disputar la competición que Pruna calificó de "exitoso".

Sin embargo, el desgaste de la temporada, tras la que tenía pendiente una revisión, ha llevado a los médicos a someter la rodilla a una artroscopia, una "limpieza" del cartílago y el menisco, explicó Cugat, que explicó que el jugador afrontar ahora una recuperación "larga". Según dijo, estará más de tres meses de baja, "cuatro, cinco o seis". "Volverá a correr cuando esté en condiciones, no porque hay unos plazos", señaló.

Los problemas de rodilla de Edmílson complican su futuro y su posible marcha a otro equipo. El brasileño, que tiene contrato con el Barcelona, figuraba en las listas de posibles bajas del Barcelona para la próxima campaña, aunque todo pasa ahora por su estado físico. Cugat reconoció el riesgo de recaída y que si pasaría o no una revisión médica para fichar por otro equipo "dependería del médico y del club". "Si la hiciera yo, la pasaría", comentó.

Durante la comparecencia, por otra parte, el doctor Ricard Pruna tuvo que hacer frente a cuestiones relacionadas con el anuncio hecho esta semana por el presidente del Barcelona, Joan Laporta, durante su análisis de las causas de la falta de resultados del equipo la pasada campaña, de lograr una mayor integración y coordinación entre los servicios médicos y preparadores físicos del equipo la próxima temporada.

Pruna defendió su parcela, aunque no quiso rebatir las palabras de Laporta. "En su debido tiempo se informará de la próxima temporda, ya que los cambios no se hacen de un día para otro. Yo creo que esta temporada se ha trabajado bien, los prepadores físicos han hecho su trabajo y los médicos el nuestro, pero no se han conseguido los resultados que queríamos y eso nos debe estimular a todos para seguir mejorando", comentó.

El médico barcelonista reconoció que "la comunicación siempre se puede mejorar", aunque cree que no ha faltado comunicación entre médicos y preparadores físicos en el vestuario, y pidió a los medios que "no hagan la bola más grande" ni conviertan "en una 'salsa rosa' un asunto tan serio" como es la labor de los médicos. Además, negó que algunos jugadores no hubiesen pasado las pruebas de esfuerzo de principios de temporada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies