El Rapid Vienna apela la sanción de la UEFA de disputar sus partidos a puerta cerrada

Actualizado 10/09/2012 17:30:57 CET

VIENA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conjunto austriaco del Rapid Vienna ha decidido apelar el castigo impuesto por la UEFA que les obliga a disputar todos sus encuentros a puerta cerrada y les prohíbe participar en cualquier competición de la UEFA en el periodo de un año.

El Rapid Vienna no consideró justa la sentencia dictada por el Comité Disciplinario de la UEFA y decidió recurrir el castigo que le excluye de cualquier competición de la UEFA durante la presente campaña y a disputar sus encuentros a puerta cerrada.

Los motivos de la dura sanción impuesta por el máximo organismo europeo se deben a la fuerte revuelta que tuvo lugar durante los 'play-off' de la Europa League, en el que los austriacos cayeron por 2-1 ante el PAOK.

La UEFA decidió escuchar la apelación impuesta por el club, y dictarán el fallo final el próximo viernes 14 de septiembre. Aunque de momento, el equipo Rapid ya ha tenido que pagar una multa de 75.000 euros por los daños causados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies