Raúl corona a la diosa Cibeles ante el delirio de los aficionados madridistas

 

Raúl corona a la diosa Cibeles ante el delirio de los aficionados madridistas

Actualizado 05/05/2008 5:25:59 CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El capitán del Real Madrid, Raúl González Blanco, coronó hoy a La Cibeles con una bufanda y dos banderas del equipo blanco para festejar el trigésimo primer título de Liga del equipo blanco.

Raúl subió a la pasarela preparada para la ocasión, besó a la Diosa, le colocó la bufanda y ondeó una bandera del Real Madrid y de España antes de ponérsela con mimo también en el cuello. Después también le situó otra grande más del Real Madrid como estandarte en el brazo.

El capitán puso el colofón a cuatro horas de espera, cánticos y celebración en la plaza donde los blancos festejan sus títulos. Después de cambiarse en el Santiago Bernabéu a un autobús descapotable blanco especial para festejar las 31 Ligas, el equipo llegó por el Paseo de la Castellana para deleite de sus aficionados con los futbolistas emocionados.

La mayoría de los jugadores aparecieron con banderas de sus países (España, Brasil, Argentina, Portugal, Italia, Malí, Holanda, Portugal...) y ataviados con una camiseta conmemorativa, mientras Sergio Ramos llevaba la de Andalucía y en su pecho lucía la foto del malogrado Antonio Puerta, con una emotiva frase de recuerdo 'siempre con nosotros'.

Con bufandas en la cabeza, gorros y eufóricos por su título, los futbolistas, muchos de ellos con su propia cámara de vídeo, no pararon de saltar, bailar y cantar. "Es precioso, ha valido la pena que hayan esperado y hayamos podido celebrarlo con ellos", decía Schuster a la televión del club.

"Los campeonatos son para ellos, me encantaría estar ahí disfrutando y bailando. También tenemos que aplaudirles nosotros a ellos. Tengo la piel de gallina", añadía Heinze. "Este año hemos ganado fuera, pero están todos aquí. El aficionado del Real Madrid es increíble", expresaba Cannavaro.

Subidos en semáforos, señales de tráfico o árboles, los seguidores madridistas esperaron durante cuatro horas a que el equipo llegara desde Pamplona después de su épica victoria en el Reyno de Navarra. 'Campeones, campeones' fue el cántico más escuchado, pero la gente no se olvidó de su capitán que fue recibido al gripo de 'Raúl, selección', y también se entonaron muchos otros en recuerdo a sus héroes y también al eterno rival.

Más de cien mil seguidores de distintas edades y nacionalidades, y alguno del CSKA campeón de la Euroliga que aprovechó para celebrar también su título llevaron la fiesta hasta pasadas las tres de la mañana y mientras los jugadores emprendían regreso al Bernabéu, donde les esperaban sus familias y el presidente Ramón Calderón, que no acudió a Cibeles.

MAÑANA VUELTA AL TRABAJO.

Los jugadores no tendrán descanso, ya que mañana por la tarde volverán a los entrenamientos para preparar el partido del miércoles ante el FC Barcelona, donde los azulgrana deberán hacerles pasillo.

Las habituales celebraciones institucionales en el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid o la Catedral de La Almudena no se llevarán a cabo hasta el lunes 19 de mayo, una vez termine la Liga, y después de que reciban la Copa que les acredita como de campeones en el último partido ante el Levante.


Videonoticias de fútbol
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies