Sánchez Flores dice que los equipos afrontan el derbi "con ilusión, emoción y revancha"

Actualizado 05/01/2007 13:27:44 CET

VALENCIA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Valencia, Quique Sánchez Flores, comentó que tanto su equipo como el Villarreal afrontan el derbi del próximo domingo en el estadio de El Madrigal con "ilusión, emoción y revancha".

El técnico valencianista considera que es de ese tipo de partidos en los que los equipos "salen enchufados" desde el principio por la rivalidad regional y por los últimos enfrentamientos tanto en Liga, Copa del Rey como Copa de la UEFA.

El estadio de El Madrigal no es un campo propicio para los intereses del Valencia. De hecho sólo ha ganado uno de los siete partidos que ha jugado en la Liga. Sánchez Flores matizó que a pesar de no haber sacado buenos resultados "es un campo donde el Valencia ha jugado bien y no ha hecho malos partidos". "El año pasado se perdió, pero se acabó con la sensación de que jugando así se perderían pocos encuentros", recordó.

El preparador valencianista adelantó que Vicente "no llegará seguro al partido porque ha estado al margen del grupo toda la semana". El técnico explicó que "vienen muchos partidos por delante y los que salgan tienen que estar bien".

El Valencia podría disputar hasta un total de siete encuentros en poco menos de un mes, entre Liga y Copa del Rey. Sánchez Flores dijo que el equipo afronta enero "con varios objetivos porque se va de lleno hacia dos competiciones".

El madrileño manifestó que el Valencia durante enero tratará de "recuperar terreno en Liga, algo que será costoso porque no dependemos de nosotros mismos", recordó. Sánchez Flores valora más el aspecto anímico que lo resultados en sí, porque "nos posicionará en cuanto a autoestima y seguridad", agregó.

Además, los partidos de este mes servirán para "afilar al equipo para lo que vendrá en Liga de Campeones, ante un compromiso importante" ante el Inter de Milán. "Este mes es un buen mes para la puesta a punto", añadió.

Sánchez Flores desveló sus preferencias a la hora de transformarlas en forma de títulos. "A mí me gusta la Liga porque refuerza la sensación de equipo, además es la competición más difícil y larga", afirmó. El entrenador valencianista señaló que la Liga de Campeones y la Copa son "otra cosa porque se deciden en seis partidos". "Puestos a elegir cualquiera de los tres me gusta y la 'Champions' me encanta", destacó.

El entrenador fue preguntado por el rendimiento del centrocampista Joaquín Sánchez. El técnico está convencido de que el gaditano "dará el paso adelante, seguro". "Es un jugador que está en una fase de adaptación complicada porque tiene una presión muy grande", recordó.

Ayer se confirmó de forma oficial la cesión de Tavano a la Roma, Quique Sánchez dijo que es una situación "más que conocida" y "ahora me interesan los 24 que quedan comprometidos con la misma idea y metidos en los objetivos", agregó. El técnico cree que "a partir de ahí se pide acierto a todo el mundo, cuerpo técnico y jugadores y esa suma de aciertos nos llevará a alcanzar los objetivos", adelantó.

NO HAY 'CASO AYALA'.

El preparador valencianista quiso evitar polémicas por el retraso de Ayala tras las vacaciones navideñas. "No hay 'caso Ayala'" sentenció Sánchez Flores. "Se ha hecho una valoración interna para el futuro y para aprender. Ayala ha trabajado mucho durante las vacaciones y si tiene que jugar el domingo, estará en plenas condiciones", explicó.

Además, el madrileño no cree que las posibles negociaciones para la renovación de Ayala afecten al jugador. "Es uno de esos profesionales que es capaz de no jugar a jugar y hacerlo bien, por lo que no me preocupa en absoluto", aseguró. Quique Sánchez Flores dijo que "de aquí a final de temporada su condición saldrá reforzada porque es un buen futbolistas, el cuerpo técnico le apoya y sus compañeros tienen calidad".

El entrenador subrayó que la valoración de Ayala como profesional es "altísima, es una referencia para el vestuario". "Mi opinión está clara y siempre ha defendido a mis jugadores", concluyó.