Sánchez Llibre se defiende de ataques de la oposición y niega intereses económicos de su consejo en Cornellà

 

Sánchez Llibre se defiende de ataques de la oposición y niega intereses económicos de su consejo en Cornellà

Actualizado 01/02/2006 18:08:31 CET

También asegura en su réplica que Ramón Raventós, ex consejero y actual miembro de la candidatura de Biern, era socio del Barça

BARCELONA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del RCD Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, se defendió hoy de los "ataques" que ha recibido de la candidatura opositora ante la próxima asamblea y del principal accionista del club, José Manuel Lara Bosch, y negó que miembros de su candidatura tengan intereses económicos personales en el futuro estadio de Cornellà-El Prat.

Llibre convocó a la prensa para defender a Sebastián Javier y Antonio Martín, que este año tras la ampliación de capital han pasado a ser el tercer y el cuarto accionistas del Espanyol y a los que la oposición acusa de tener interés en beneficiarse de un hotel y un supermercado que se construirán en el complejo del nuevo campo.

Uno de los miembros de la candidatura que encabeza Claudio Biern, Ramon Raventós, advirtió ayer que en el equipo de Llibre han aparecido nuevos accionistas, "especuladores inmobiliarios", cuando ha surgido el proyecto de Cornellà, en clara referencia a Javier y Martín, y aseguró que uno de ellos "quiere quedarse el hotel".

"Han hablado de especuladores y eso es algo muy grave. Se nos ha atacado y hemos respondido de la manera más elegante posible, pero se está poniendo en duda la honorabilidad de unas personas y si estas personas van conmigo, también se duda de mi honorabilidad", afirmó Llibre, que luego dijo: "Si alguien tiene pruebas, que las enseñe".

El presidente explicó que el Espanyol tendrá un hotel, el cual podría ser alquilado, vendido o explotado por el propio club, y que, además, existen otros terrenos, pero no del club, en que puede haber otro hotel, y que el supermercado se ubicará en los terrenos vendidos al grupo LAR, que lo adjudicará a la empresa que crea oportuno.

En cualquier caso, lo que quiso dejar claro es que ningún miembro de su candidatura, o al menos no le consta, haya hecho movimientos para tratar de hacerse con la explotación del hotel, que considera debería ser alquilado por el club, o el supermercado. Llibre, además, aseguró que "nunca el Espanyol nos ha pagado una comida".

"No pueden lanzar mierda cuando esta mierda no existe", dijo un Sánchez Llibre "molesto" por el cariz que está tomando la campaña previa a la asamblea ya que considera que la candidatura rival está "jugando con fuego, porque nos estamos jugando el futuro del club", aunque aseguró que su candidatura mantendrá el "juego limpio".

El presidente españolista destacó la "honradez" de todos los miembros de su candidatura, a los que piensa defender "a muerte", y también aseguró en su réplica que Raventós --ex directivo del Espanyol durante su mandato, hasta que dimitió en 2001-- era "un insigne socio del otro club de la ciudad", el FC Barcelona.

Por otra parte, quiso destacar es que no es real la situación económica del Espanyol que ha presentado la candidatura de Biern, que había asegurado que el club puede entrar en "coma" financiero, ni el principal accionista, José Manuel Lara Bosch, que consideró que el Espanyol tiene fecha de caducidad si no cambia su actual gestión.

Sin entrar en números, Sánchez Llibre se preguntó "qué tenía el Espanyol en 1997", cuando accedió a la presidencia y se había vendido el ya desaparecido estadio de Sarriá, "y qué tenemos ahora", dijo, refiriéndose a la ciudad deportiva de Sant Adrià y a los terrenos del futuro estadio, por el que "pasa el auténtico futuro del club".

Además, y pese a reconocer que ha cometido "fallos" durante su mandato, "pero quién no comete fallos", aseguró que el Espanyol "vale ahora nueve veces más". "Si alguien pone las acciones a la venta, no le duran ni tres segundos, y eso que el Espanyol, como dicen, no vale nada y está a punto de desaparecer en tres o cuatro años", apuntó.

En esta línea, también defendió la firma del crédito sindicado de 46 millones de euros con diversos bancos, así como la planificación de la plantilla, ya que tras una inversión de 12 millones de euros esta temporada existe un proyecto deportivo para "tres o cuatro años", y destacó que el equipo se mantiene en tres competiciones.

"ACEPTE LA PRESIDENCIA CUANDO NADIE QUERIA SERLO".

Sánchez Llibre, además, también respondió a algunas de las críticas de Lara, que la semana pasada había asegurado que se sentía "fracasado" por haber tenido la "culpa" de que Llibre sea presidente del Espanyol y que podía haberse "ahorrado el tiempo" que dedicó para convencerle para que asumiera la presidencia de la entidad.

"Yo acepté la presidencia, aunque es verdad que inicialmente no quería, porque nadie quería serlo ni dio un paso adelante. ¿Dónde estaban entonces todos los que ahora vienen a salvar la patria", dijo, asegurando que aceptó ser presidente por cinco años y que en 2001 siguió por los "compromisos" del proyecto del nuevo estadio.

"Si no, os aseguro que probablemente me habría ido en 2002", prosiguió, en respuesta a las críticas de quienes le acusan de querer perpetuarse en la presidencia, para luego recordar que "cada año he puesto mi cargo a disposición de los accionistas". Además, apuntó que cree que ser presidente "no compensa familiar y económicamente".

Además, como había explicado Lara, Llibre admitió que propuso a Biern para que le sucediera en la presidencia, pero que él quería "terminar" el estadio de Cornellà y que el ex vicepresidente "no quería esperar tanto", y también aprovechó para decir que cuando él aceptó la presidencia en 1997, Alfred Torras la rechazó.

"LARA TAMBIEN TIENE PALMEROS Y NO DEBEN SER NI SUS AMIGOS".

Durante su comparecencia, Daniel Sánchez Llibre también expresó su malestar con Lara, al que sigue considerando su "amigo", por haber dicho que tiene muchos "palmeros" en el actual consejo y que rompió el pacto alcanzado hace año y medio por querer recuperar en la directiva a dos "amigos", Joan Collet y Ramon Condal.

"Yo haría de palmero para mis amigos. Igual al señor Lara también le hacen de palmero. Seguramente lleva unos cuantos palmeros y no deben ser ni sus amigos", afirmó. Con todo, no cree que el Espanyol esté "en guerra" y se mostró optimista ante la asamblea porque "la masa social tiene fuerza" y los accionistas "son inteligentes".


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies