Iker Casillas y Rafa Nadal se miden en un reto solidario para recaudar fondos para la lucha contra la malaria

Actualizado 30/11/2007 19:37:38 CET

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El tenista Rafa Nadal y el portero del Real Madrid Iker Casillas se midieron hoy en el estadio Santiago Bernabéu en un peculiar reto en el que combinaron sus deportes para presentar una iniciativa solidaria con el fin de recaudar fondos para la lucha contra la malaria.

El número dos del mundo y el guardameta de la selección nacional disputaron un 'mini-partido' de tenis, en el que se impuso Casillas (3-2), y una tanda de lanzamientos de penaltis, en la que venció Nadal (3-2).

El objetivo de dicho evento era presentar el 'Reto' que disputarán ambos deportistas el próximo 20 de diciembre (20.00 horas) en el Madrid Arena para recaudar fondos para la lucha contra la malaria a beneficio de Cruz Roja.

Ambos formarán sendos equipos, junto a otros deportistas que deberán reclutar en los próximos días, y disputarán un set de tenis y un partido de fútbol 7. El dinero que se recaude con las entradas y la subasta de sendas raquetas gigantes firmadas por los integrantes de cada conjunto se destinarán al programa de Cruz Roja 'Por un mundo libre de malaria'.

Tras encajar tres de los cinco penaltis que lanzó Nadal, Casillas reconoció que el manacorí "tiene buen toque de balón" aunque no se fiaría de que lanzara desde los 11 metros en una final de la Liga de Campeones. "Tiene pegada y precisión, pero me ha confesado que se pone nervioso", aseguró el madrileño entre risas.

El madridista explicó cómo surgió la idea de este reto. "Rafa y yo tenemos amigos comunes y me propusieron que ya que somos dos deportistas con cierto reconocimiento podíamos implicar a otros en este tipo de reto. Se lo comenté a Rafa y él estuvo encantado de participar", explicó.

Por ello hace un año que se pusieron a trabajar en el proyecto. "Esperamos que la gente se divierta y podamos acabar con esta enfermedad que mata 3.000 niños al día", añadió.

El balear, por su parte, se mostró muy seguro de que será el vencedor en el Madrid Arena. "No tengo duda de que gano yo", indicó al tiempo que espera lograr una "buena recaudación para luchar contra esta enfermedad".

Además, el tricampeón de Roland Garros aseguró que no necesita consejos de su tío Miguel Ángel, ex futbolista profesional, para estar a la altura en el partido ya que es un gran aficionado al fútbol y madridista reconocido. "Si fuera futbolista jugaría en cualquier equipo que quisiera ficharme. Aunque preferiría el Mallorca o el Real Madrid", explicó.

Al acto también acudieron Manuela Cabero Morán, vicepresidenta de Cruz Roja Española, y Alberto López Viejo, consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid. Cabero afirmó que la intención de Cruz Roja es disminuir "en un 50 por ciento" el número de enfermos en 2015, mientras que López Viejo pidió a los medios de comunicación "todo su apoyo" al acto para que sea "un rotundo éxito".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies