Jémez: "Ser seleccionador era muy bonito, pero era muy complicado"

Paco Jémez
EUROPA PRESS
Actualizado 27/07/2016 21:33:49 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Granada CF, Paco Jémez, ha ratificado que mantiene en su cabeza la idea de ser seleccionador nacional "algún día", aunque ha insistido en que "nunca dejaría tirado" a su club, por el que fichó recientemente.

"Yo quería ser entrenador del Granada, que es donde estoy. En mi cabeza está algún día poder ser entrenador nacional. Lo pude cumplir como jugador y ojalá pueda cumplirlo como entrenador pero ahora no era el momento. Tengo muchos valores y nunca dejaría tirado a alguien que ha confiado en mí", explicó en rueda de prensa, después de que su nombre hubiera estado entre los de los posibles relevos de Vicente del Bosque.

"Ser seleccionador era muy bonito, pero era muy complicado, en este caso por los entrenadores con los que había que competir. Son gente de alta calidad que podrían entrenar a cualquier equipo del mundo", continuó, dejando una puerta abierta a su llegada al banquillo de 'La Roja' en el futuro.

Por otra parte, Jémez mostró su satisfacción con lo que se ha encontrado en el conjunto nazarí desde su llegada, afirmando que se topó con "gente que ha entendido la base para todo lo que tiene que venir".

"Estoy empezando a ver cosas que empiezan a gustarme. Queríamos hacer muchos cambios y eso iba a llevar tiempo, están haciendo lo que tienen que hacer, que es trabajar y están con mucha ilusión", alegó, a la espera de la confección de un vestuario competitivo en Primera División tras su descenso con el Rayo Vallecano.

En cuanto a su labor, el canario dijo que pretende "sacar de los jugadores lo máximo posible". "Para eso trabajamos y yo soy muy cauto a la hora de entender cuál es su techo. Tenemos tres semanas por delante y ellos lo que tienen que hacer es limitarse a trabajar y a hacer las cosas como queremos que las hagan. Necesitamos que jueguen como nunca han jugado", expuso, exigente desde la pretemporada.

Por último, Jémez aseguró que pretende que varios jugadores del filial vistan habitualmente "la camiseta del primer equipo" y fue paciente con los movimientos en el mercado que espera que se den.

"El club está trabajando todo lo que puede y más para traer los jugadores que nos hacen falta. Está claro que cuanto más tarden, será peor para todos. Cuanto menos tiempo tenga para trabajar con ellos, menos tiempo será el periodo de adaptación y a lo mejor nos tenemos que meter en la Liga sin el trabajo suficiente como para tener garantías de que puedan salir las cosas bien", advirtió, reflejando además la que sería la rutina ideal de trabajo.