Luis Enrique: "A Neymar no le va a cambiar nadie y nos gusta que sea así"

Publicado 28/01/2015 23:40:57CET

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, no ha querido pronunciarse sobre la labor de Gil Manzano porque "es muy difícil árbitrar estos partidos" con tanta tensión y ha defendido a Neymar, un jugador al que "no va a cambiar nadie" y cuya forma ser "gusta" en el club azulgrana, después de marcar un doblete en el Vicente Calderón y desquiciar al Atlético de Madrid.

"La actitud de Neymar es la que siempre tiene. Es un jugador con mucho desparpajo, nos aporta muchísimo en ataque y en defensa. Su manera de jugar es esta, entiende el fútbol de esta manera, le gusta regatear... Él es así, no le va a cambiar nadie y nos gusta que sea así. Lleva muchos años así, siempre ha sido un jugador valiente", defendió Luis Enrique ante la prensa.

El técnico explicó que llegó "un momento del partido" en el que se puso "feo" y decidió "quitar a Neymar para que no se calentara un poquito más". "Los profesionales tienen que ser inteligentes y saber que juegan contra rivales, pero que también son compañeros. Hay que vigilar, porque ha llegado un momento que parecía otra cosa", lamentó sobre la posible dureza del Atlético.

"Ya nos esperábamos un partido así, no hace falta ser muy listos para saber lo que iba a suceder", añadió Luis Enrique, que no quiso valorar el trabajo de Gil Manzano. "Aquí un reglamento, un cuarteto arbitral encargado de decidir. Estos partidos, por el ambiente y lo que nos jugamos los dos equipos, tienen mucha tensión y es muy difícil arbitrarlos", subrayó.

Respecto al ambiente en el Vicente Calderón, a Luis Enrique se le preguntó si él lo hubiera disfrutado como jugador. "Yo era muy caliente, pero en 15 años me expulsaron tres o cuatros veces. Igual piensas que me han expulsado cien veces", le contestó a un periodista que le recordó su carácter temperamental.

Respecto a su equipo, reconoció que le gustó "todo" lo que hizo ante el Atlético. "Incluso la manera de recuperarse de una acción extraña en el minuto 1 (el gol de Torres). A partir de ahí, y a pesar de las dificultades de jugar en este campo que el balón botaba como un conejo, hemos intentado hacer nuestro juego. Curiosamente hemos encontrado muchos espacios. Estoy muy contento de lo que hemos logrado ante un rival de mucho nivel", se congratuló.

Reincidiendo en el estado del césped, recordó que les "pasa en cada campo fuera de casa" y que son "especialistas en ver el balón botando como un conejo" cuando juegan fuera de casa, antes de restar importancia a la posible dureza del Atlético.

"Es un equipo increíble, su cuerpo técnico está haciendo un trabajo encomiable desde que llegó, conquistando títulos. Es evidente que a nadie le gusta perder, a nosotros tampoco", reconoció, contento porque su equipo se encuentra "en un momento muy bueno de confianza y resultados" y expectante por conocer su rival en semifinales.

"Que pase el que se lo merezca, no estoy aquí para escoger rival. La propia competición dictará quién es mejor. El Villarreal tiene ventaja de la ida contra el Getafe, pero no tengo preferencia", concluyó.