Rubiales ya es candidato a la presidencia de la RFEF "convencido de ganar"

Luis Rubiales, candidato a la presidencia de la RFEF
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 08/03/2018 14:13:07 CET

LAS ROZAS (MADRID), 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) Luis Rubiales presentó este jueves en la sede de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid) los avales necesarios para ser candidato a las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que se celebrarán el próximo 9 de abril, y se mostró "convencido" de que será el ganador de "una carrera larga", donde cree que debe "jugar las cartas con inteligencia".

 

A un día de que concluyese el plazo para presentar la candidatura, el expresidente de la AFE, acompañado de su abogado, ha acudido a la Ciudad del Fútbol antes del mediodía para cumplir con el requisito obligatorio y convertirse en el primer candidato oficial al puesto de presidente de la RFEF. A falta de confirmación oficial, Juan Luis Larrea, máximo responsable federativo desde la suspensión y posterior destitución de Ángel María Villar, será su rival en los comicios.

 

"Ayer jueves terminé de contar y recoger los avales, he sumado 87 y de esos, por consejo de mis abogados, hemos presentado los mínimos imprescindibles. Creo que esto va a ser una carrera larga, para la que me llevo preparando tiempo y hay que ser prudente, humilde y, sobre todo, jugar las cartas con inteligencia", expresó sonriente Rubiales ante los medios.

 

El exfutbolista aclaró que, tras "la experiencia" vivida el pasado mes de noviembre cuando presentó los avales para la moción de censura contra Villar, habían llegado a "la conclusión de tener un colchón por encima de los 10 ó 15 mínimos imprescindibles". "Como sabéis, en aquella ocasión fueron todos publicados y filtrados enseguida y ahora creemos que actuar así es lo más inteligente", puntualizó.

 

Entre esos avales con los que cuenta, Rubiales dice tener los de 12 Federaciones Territoriales. Sin desvelar ninguna de ellas, aseveró que está "seguro" que once "no se van a repetir", ya que el reglamento permite conceder avales a más de una candidatura. "Tengo la mayoría o parte de otras federaciones donde el presidente piensa o seguramente pensará que hay otra opción", advirtió.

 

"Confío mucho en los trabajadores de la RFEF y en que la Comisión Electoral va a estar a la altura y, por supuesto, el CSD. Todos estamos esperando mucho unas elecciones limpias, libres y con voto secreto", añadió el candidato cuyo proyecto quiere "buscar con ilusión la excelencia, pero no hacer cosas a lo grande, si no paso a paso". "Queda mucho tiempo, conocemos a los asambleístas y estamos convencidos de que vamos a ganar", subrayó.

 

Aunque parece que las elecciones se van a celebrar después de que "jurídicamente hayan pasado muchas cosas", aún podría producirse que Ángel María Villar recibiese una cautelar. "Preguntamos a la Comisión Electoral y nos contestó, por boca de su presidente, que en el momento en el que ocurriera esa cautelar o cautelarísima, tendremos que volver justo al momento en el que estábamos de la moción de censura. Si faltaban 10 ó 15 días, nos retrotraeríamos a ese momento", remarcó.

 

"A Luis Rubiales le beneficia lo que le beneficie al fútbol. Lo que estamos esperando es elegir. Soy un competidor y si hay más candidatos, estaré encantado de competir y, sobre todo, de ganar y empezar a buscar la normalización y excelencia porque tenemos un fútbol excelente y que merece ser vanguardia de nuestro fútbol y del mundial de la mano de la FIFA y la UEFA", prosiguió el andaluz.

 

El expresidente de la AFE eludió opinar sobre si había perdido la fe en el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que pedía repetir las elecciones desde cero, y recordó que todo estuvo dentro de la legalidad a la hora de elegir la anterior Asamblea General federativa. "No hay nada acreditado de ninguna anomalía", zanjó.

 

"ESTO ES UN PARTIDO Y ESTOY CONVENCIDO DE QUE GANARÉ"

 

El candidato insistió en estar "convencido" de su victoria. "Conozco muy bien el fútbol, a los asambleístas y estamos en una disposición inmejorable para empezar a trabajar desde cero, a partir de lo obtenido y recogiendo lo que se ha hecho bien, que es mucho, pero también para dar un salto de calidad y con la mano tendida al resto de instituciones", detalló.

 

Rubiales desea que se vea "una campaña limpia" donde pueda mostrar sus "ideas". "Esto es un partido de fútbol, que gane el mejor y yo estoy convencido de que vamos a ganar", volvió a repetir, resaltando que en la actualidad existen "dos formas de pensar". "Están los que piensan que el fútbol español se debe monopolizar en torno a alguien y los que pensamos que la RFEF, LaLiga, la AFE, los árbitros deben tener cada uno su peso de forma equilibrada. Esta es la opción que lidero", puntualizó.

 

Sobre Juan Luis Larrea, que se perfila como su rival, reconoció que se reunió con él "a petición" del dirigente vasco. "Me hizo una serie de observaciones y peticiones, pero que quedan entre él y yo, pero nunca fue para ir juntos. Creo que él representa unas ideas que respeto, pero yo quizá tengo una diferente, más en un término medio. Quiero desear suerte a todos los que se presenten porque hacerlo ya es demostrar querer al fútbol y valentía", afirmó.

 

Finalmente, fue preguntado por la limitación de mandatos, aspecto en el que recalcó que no es "dudoso" como demostró en el sindicato de futbolistas donde impuso un límite a su llegada a la presidencia, aunque apuntó que este colectivo también es "diferente" y busca otro perfil de más "juventud" para su cargo presidencial. "Nos quedan dos años muy difíciles por delante para que este barco no sólo flote sino que navegue a tope. Será un debate que no rehuiré, pero no vendría para dos años ni tampoco para 30", ahondó.

 

"Para ser presidente de FIFA y UEFA hay que tener un bagaje importante y ellos lo han determinado (el límite de mandato) después de vivir una situación bestial a nivel mundial. La RFEF también ha sufrido una situación difícil y creo que hay que poner por encima y de manera externa de ella un ente que le vigile, y controle y que se haga de la transparencia una necesidad donde cada entrada de euros y situación esté fiscalizada", concluyó.