Mel: "Creo que con un punto nos valdría, pero esa mentalidad es de ser muy pobres"

Pepe Mel Deportivo
LALIGA
Publicado 13/05/2017 14:17:27CET

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del RC Deportivo, Pepe Mel, se ha mostrado convencido de que al conjunto gallego le valdría "un punto" para asegurar su permanencia en LaLiga Santander, que tratarán de conseguir este domingo ante el Villarreal (20.00 horas), pero ha afirmado que pensar de esa manera "es de muy pobres" porque el equipo tiene que aspirar siempre a lograr "los tres puntos".

"Estoy seguro que sí nos valdría un punto, pero es que nosotros tenemos que ir a ganar tres, y cuando venga otro partido, ir a ganar tres de nuevo. Otra mentalidad es de ser muy pobres. Lo que pasa es que las situaciones te merman, pero toda mentalidad que no sea competir un partido de fútbol buscando tres puntos, a mí no me vale", declaró el técnico madrileño en la rueda de prensa previa al choque en el Estadio de la Cerámica.

Por ello, no considera este partido como "definitivo" porque también pensaron en que lo era el anterior contra el RCD Espanyol, que perdieron por 1-2. "Me gustó la reacción del equipo en la segunda mitad y espero que esa sea la continuación del inicio del de mañana", dijo al respecto. Igualmente, admitió que dejarlo todo "para más tarde" es complicarse, por lo que buscarán dar "lo mejor" de ellos mismos en la cita contra el Villarreal.

También explicó que ellos no van a pensar en lo que ocurra en Ipurua, donde el Real Sporting de Gijón también se juega seguir en LaLiga Santander contra el Eibar. "Es obvio que dependemos de nosotros solos, estar pendiente de otras cosas te merma la capacidad, nuestros sentidos tienen que estar en el césped del Estadio de la Cerámica, nos debe importar poco lo que pase en otros lados", aseveró el técnico deportivista.

"Tenemos que tomar lectura de que en otros partidos hemos tenido que ir a remolque, y es mal enemigo y mal escenario el que tenemos mañana como para conceder nada. Lo que sí que espero es que, si eso sucediera, que mis jugadores reaccionen como lo hicieron el domingo pasado", añadió, después de comentar que si la afición tiene poca confianza en las opciones de los jugadores es porque le han "dado razones para ello".

El madrileño también quiso dejar claro que el pesimismo tiene que quedarse en los vestuarios. "El pesimismo se contagia con una velocidad tremenda, pero el optimismo cuesta un poquito más. Eso no nos ha beneficiado nada, pero la gente reacciona ante lo que ve, por lo que ninguna pega a nadie. Hace unas semanas que el optimismo se fue de aquí y eso no tiene nada bueno", razonó, al tiempo que aclaraba que solo debe hablar con los jugadores de lo bueno que han hecho esta temporada para tener los puntos que hoy tienen.

"Esto es lo de siempre, cuando pitó el árbitro el final del partido del Espanyol estábamos todos muy mal, creímos que era injusto, nos dolieron las formas y la manera, creo que hicimos lo suficiente como para conseguir ese punto, como mínimo", agregó el entrenador blaquiazul.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies