Messi lleva al Barcelona a su primer triunfo en la liguilla

Actualizado 20/09/2007 1:16:50 CET

BARCELONA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El FC Barcelona resolvió su primer partido en la Liga de Campeones con un claro triunfo ante el Olympique de Lyon (3-0) en un encuentro liderado por Messi, que fabricó el primer gol (m. 21) y fue el autor del segundo (m. 82), y que concluyó en el tiempo añadido con el primer gol de Henry en partido oficial como azulgrana.

Messi, la gran novedad de los azulgrana, que reaparecía tras perderse el partido ante Osasuna por un problema muscular, volvió a ser la principal referencia ofensiva del Barcelona y el jugador determinante. Dos acciones del argentino tumbaron a un Lyon más dócil de lo esperado que nunca planteó problemas a Valdés.

Los azulgrana solventaron la noche en los minutos finales del choque, sin mucho brillo en el juego en líneas generales, aunque con una superioridad suficiente como para no sufrir en defensa en ningún momento y poder asegurarse el primer triunfo en la liguilla, muy necesario para calmar los ánimos en el equipo de Rijkaard.

El Barça ofreció ganas y entrega desde el comienzo y trató de darle al juego la velocidad que le faltó en Pamplona y en Santander, ante un Lyon más reservón de lo habitual que quiso salir a aguantar el resultado en el primer tiempo. A los franceses, sin embargo, el partido se les puso cuesta arriba por un gol en propia meta.

En el minuto 21, Messi recibió en corto de Ronaldinho en un saque de esquina y, tras combinar con el brasileño, se adentró en el área driblando a un par de jugadores y envió al balón a la boca del gol con la fortuna de que el defensa Clerc lo desvió a la portería de Vercoutre. Con su gol, llegó la calma al Camp Nou.

El partido no ofrecía medias tintas al equipo de Rijkaard, necesitado de una victoria para desquitarse de sus problemas en el arranque de la Liga, y es que le asaltan ciertas urgencias que ya empiezan a trasladarse a la grada. A los cuatro minutos de juego, hubo algunos silbidos del público hacia Ronaldinho.

Al Barcelona le costó llegar con claridad. Ronaldinho y Henry no acaban de soltarse y, en la media, el Lyon apostó por acumular jugadores, dejando al joven Berzema solo en punta, para tratar de hacerse con el control del balón. Con todo, las únicas ocasiones durante el primer tiempo fueron para los locales.

Un par de subidas de Abidal por la banda llevaron peligro al área del Lyon, primero en un pase que no alcanzó Henry y después sirviendo un balón que Deco empalmó a puerta, rechazado por el meta Vercoutre, y después fue Ronaldinho quien se acercó, aunque el defensa Squillaci estuvo al quite y le privó de probar el tiro.

SENTENCIA EN LOS MINUTOS FINALES

Después llegó el gol, propiciado por Messi, y cuando faltaban siete minutos para concluir el primer acto, el argentino estuvo a punto de firmar el 2-0. Clerc compensó su error en el primero salvando bajo palos, con el portero ya batido, un balón que Messi había controlado con maestría dentro del área en la mejor acción del partido.

El Lyon, por su parte, acabó el primer tiempo sin haber chutado a portería. Juninho Pernambucano, su mayor peligro, tuvo una oportunidad en un lanzamiento de falta, pero lo lanzó alto. En jugada, Benzema estuvo perdido en punta y apenas creó problemas a la defensa del Barcelona, donde Milito y Márquez mostraron seguridad.

En la segunda parte, el juego decayó por unos y otros. Los azulgrana se mostraron fallones, faltos de confianza y de ideas, entregados a alguna acción de Messi, y el Lyon esperó un cuarto de hora para intentar buscar una solución con la entrada de un delantero por un medio, Baros en lugar de Belhadj.

A la decisión de Perrin le siguió la apuesta de Rijkaard por Iniesta para relevar a Ronaldinho. El Barça quiso finiquitar el partido aprovechando la necesidad de su rival de estirar líneas y tuvo varias oportunidades, entre ellas un par claras falladas por Henry, que parecía peleado por el gol y también se las tuvo con los defensas.

La entrada de Iniesta resultó clave para reactivar el ataque del Barça, que después incorporó al joven Giovani en lugar de Xavi, y de los pies del albaceteño salió el pase del segundo gol, firmado por Messi desde el punto de penalti con un tiro colocado a la izquierda del portero francés. El 2-0 fue el alivio definitivo para los culés.

Rijkaard brindó el debut de Bojan en el Camp Nou, a la vez que propiciaba una ovación cerrada y merecida para Messi, en los minutos finales de un partido que, en el tiempo añadido, deparó el estreno goleador de Henry como barcelonista en partido oficial, prácticamente a puerta vacía en el rechace del meta a un disparo de Giovani.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies