Nélson Oliveira (Deportivo): "Quiero pedir perdón a los aficionados, pero creo que tengo mis razones"

Actualizado 20/05/2013 18:39:08 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El delantero del Deportivo Nélson Oliveira ha pedido disculpas este lunes por sus gestos hacia la afición tras marcar el segundo gol de su equipo ante el Espanyol el domingo en Riazor (2-0), aunque ha justificado su actitud asegurando que tuvo "razones" para hacerlo, pero "nada justifica" lo que hizo.

"Quiero pedir perdón a los aficionados, pero creo que tengo mis razones. Nada justifica lo que hice, pero fue un reflejo de toda la temporada. En mi opinión, me pitaron muchas veces sin razón porque salía a jugar diez minutos y creo que no podía hacer más, pero quiero pedir perdón a los aficionados y nada más", declaró en rueda de prensa.

El ariete portugués marcaba en el minuto 91 el tanto de la sentencia ante el cuadro perico, y directamente se dirigía a la grada de Fondo Marathon para mandar callar a los aficionados con el dedo sobre la boca y visiblemente enfadado. Tras su actitud, Nélson fue pitado y abucheado por la hinchada de Riazor y, cuando terminó el partido, se negó a ir al centro del campo para celebrar la victoria aunque sus compañeros le pidieron que recapacitara.

El luso confesó lo que se le pasaba por la cabeza en esos instantes de tensión. "En ese momento sólo estaba pensado en ir a casa con mi familia, que son las personas que me quieren bien de verdad", indicó, y trató de excusar su actitud. "Fue una temporada difícil para mí. No tenía que haber reaccionado así", dijo Nélson.

Por ello, volvió a pedir perdón a la afición. "Especialmente a los de las gradas laterales, que conmigo siempre han sido espectaculares", señaló.

"Creo que no pueden pitar a un jugador cuando no juega. Jugué dos partidos de titular y en uno de ellos metí un gol. Salgo diez minutos, muchas veces con el equipo con uno menos, no soy un 'Superman' que sale tres minutos y mete un 'hat-trick'", añadió.

El delantero deportivista aseguró que ahora lo importante es "seguir trabajando para conseguir la permanencia", y que seguirá actuando igual que hasta ahora. "Soy uno más como siempre fui. Voy a hacer mi trabajo. No creo que haya un antes y un después de esto, voy a ser igual", expresó antes de confirmar que "no" dedicaría su próximo gol a la afición. "Los goles son todos para mi familia, porque son los que me apoyan siempre", relató.

Nélson también contó que se había disculpado con sus compañeros de vestuario. "Les pedí perdón hoy. De todos, son los únicos que no tienen nada que ver con esto, fue una actitud mala por mi parte y tuve la oportunidad de pedirles perdón antes del entrenamiento a todos porque me intentaron apoyar pero ayer estaba enfadado y no escuché a nadie. Son los primeros a los que pedí perdón", afirmó.

Además, reveló qué le había dicho el técnico blanquiazul, Fernando Vázquez. "Me dijo que fue una actitud mala pero que me comprendía, que en cierta parte sabía por qué había tomado esta actitud y que tenía mis razones, pero que no era la actitud correcta. Me dijo lo que yo ya sabía después de haberlo pensado en frío", aseveró.

"LOS PORTUGUESES LE ESTÁN DANDO UN POCO LA VIDA AL EQUIPO".

Nélson, en el conjunto gallego cedido por el Benfica portugués, comentó el 'oportunismo' de la afición de Riazor. "Me insultaron porque tienen sus razones, porque he tenido una actitud cien por cien mala, muy mala por mi parte, pero creo que hay que entenderla. ¿Sabes por qué pasa esto? Porque hice gol y, si lo celebrase normal, la afición iba a estar contenta, pero, si el partido queda 1-1, ¿sabes lo que iba a pasar? El portugués que no corre, el portugués que es el culpable de todo, pero en los últimos partidos los portugueses son los que han metido goles y le están dando un poco la vida -al equipo-", se desahogó.

"En mi opinión, todos son muy importantes, no hay diferencia entre portugueses y españoles, pero eso tiene que quedar claro para todos, no sólo para nosotros. En el vestuario, sabemos que es así, somos todos un equipo, que luchamos para ganar y conseguir lo mejor para el Deportivo. A la afición ya la escuché varias veces: "Más coruñeses, menos portugueses". No hago cuentas, pero en los últimos partidos, de 20 goles, 15 son portugueses, casi. No sólo cuando están mal los portugueses son una mierda y cuando están bien son todos muy buenos, no es así", indicó.

En este sentido, aseguró no comprender por qué se está "pitando a jugadores como Pizzi y Bruno -Gama-, que están haciendo una temporada espectacular". "No entiendo por qué le pitan", repitió.

Sin embargo, no ha tenido problemas en asegurar que en algunas ocasiones no se ha esforzado al máximo en las sesiones en Abegondo. "Hay entrenamientos a los que no he venido con el cien por cien de disposición de entrenar, pero eso pasó con todos los jugadores de la plantilla y de la Liga española", se disculpó.

El luso volvió a disculparse, asegurando que su actitud no se corresponde con la educación que ha recibido. "Mi educación no es así, nunca tuve ningún problema. Lo que pasó conmigo este año fue anormal, pero queda atrás", subrayó antes de ignorar si habrá una sanción por parte de la entidad coruñesa. "El club tiene que decidir. No hablaron nada conmigo aún", concluyó.