La nueva Roma de Monchi y Di Francesco que desea imperar en Europa

La Roma celebra un gol en el Estadio Olímpico
REUTERS
Publicado 04/04/2018 13:12:27CET

   BARCELONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La AS Roma es el nuevo escollo del FC Barcelona en su camino hacia la final de Kiev para intentar recuperar el peso perdido en las últimas temporadas, un equipo italiano con poco de lo que acostumbra a ser el 'calcio' y mucho juego ofensivo de la mano de su técnico, Eusebio Di Francesco, y de un Monchi que ha revitalizado desde la secretaría técnica a un club deseoso de imperar en Europa, con la portería y su delantera como mejores avales.

   Miles de años atrás Roma fue el centro de Europa y del mundo. Su Imperio dominó dentro y fuera de sus fronteras, pero las viejas glorias imperiales no se han trasladado nunca al fútbol, con el dominio de la 'Vecchia Signora' o de los 'Rossoneri' y los 'Neroazzurri' desde Turín y Milán relegando a los capitalinos a un segundo o tercer plano.

   La situación dista de poder cambiar en la Serie A, con la Juventus siendo clara dominadora con sus seis 'Scudetti' consecutivos, y la Roma no levanta el título doméstico desde 2001. No obstante, el aire fresco de Monchi, que está intentando llevar el éxito del Sevilla al Stadio Olimpico di Roma, y de una plantilla reformada pensando en el corto-medio plazo empieza a sembrar dudas en sus rivales.

   Esta temporada tampoco será la del cambio en la liga italiana, con la Roma en tercera posición a 14 puntos del Nápoles, segundo, y 18 de la Juventus, líder, a falta de 8 jornadas. Pero en la 'Champions' está donde hacía mucho tiempo que no estaba, y dispuesta a eliminar al Barça --que le endosó un 6-1 en el Camp Nou hace dos años-- para llegar a la que sería su segunda semifinal de la historia. Repasamos sus bazas línea por línea.

   1. Portería. Defendida con plenas garantías por el brasileño Alisson Becker. Con 8 goles en 8 partidos, el 23 veces internacional absoluto es un seguro bajo palos y le están saliendo novias por doquier debido a su primera gran temporada en la Roma, donde se ha asentado definitivamente. Tendrá el reto de demostrar sus cualidades ante Messi y un Suárez que aún no ha marcado en el torneo y ante otro portero de nivel como Marc-André ter Stegen.

   2. Defensa. La línea más poblada de la Roma, pero no por 'catenaccio'. El veterano Aleksandar Kolarov y Alessandro Florenzi, autor de un golazo al Barça hace dos campañas, son laterales ofensivos cuyas subidas hacen daño, mientras que el griego Kostas Manolas y el argentino Federico Fazio son dos consumados centrales peligrosos en el juego aéreo, pero no pasan por dar una gran fortaleza atrás a los 'giallorossi', que sufren un tanto en esa zona.

   3. Centro del campo. Calidad y control. La movilidad de su medular proporciona buena salida del balón, controlar el 'tempo' si es necesario y una brillante llegada desde la segunda línea. El belga Radja Nainggolan, que es duda, aporta trabajo y fuerza es su faro y guía, el 'capitano' Daniele De Rossi, relevo en el brazalete del mito Totti, es el emperador mientras que el internacional holandés Kevin Strootman aporta equilibrio y calidad.

   4. Delantera. El faro Dzeko. El delantero bosnio, con 4 goles en lo que va de 'Champions', es su referente goleador y ya sabe lo que es marcar al Barça como romanista. Pero Stephan El Shaarawy, el argentino Diego Perotti y el ahora lesionado Cengiz Ünder, la joven perla turca, aportan pólvora a una Roma que con ellos concluye su juego ofensivo en el 4-3-3 que tanto gusta a Di Francesco.

Contador