Osasuna "rompe relaciones" con el Athletic por pagar la cláusula de Areso

Jesús Areso Osasuna
CA OSASUNA
Publicado 07/07/2017 17:04:46CET

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Club Atlético Osasuna ha reconocido sentirse "dolido" por la maniobra del Athletic Club de hacerse con el canterano rojillo Jesús Areso, depositando este viernes ante LaLiga los 450.000 euros de la cláusula de rescisión, y ha asegurado que es una venganza por negarse a traspasarle a Álex Berenguer, por lo que han decidido "romper relaciones" con el club bilbaíno.

Este viernes, la entidad vasca anunciaba el fichaje de Areso para las próximas cuatro temporadas, una vez extinguido su contrato con Osasuna y tras haber abonado los 450.000 euros de su cláusula. Además, informaba de que el jugador militará en el Bilbao Athletic en la temporada 2017-18.

Por todo ello, la Junta Directiva de Osasuna tomó la decisión de "romper relaciones", argumentando el "comportamiento abusivo" del club presidido por Josu Urrutia, sintiéndose "profundamente dolido por el comportamiento del club vizcaíno".

El equipo navarro cree que el Athletic "ha pretendido abusar de su potencial económico para seducir a un futbolista que hasta hace unos días mostraba públicamente su ilusión y agradecimiento por la oportunidad que le había brindado la entidad rojilla de realizar la pretemporada con el primer equipo".

Además, el club navarro afirma que la actitud de las últimas semanas del Athletic, "respondiendo de forma sarcástica a la solicitud de información sobre jugadores o a la petición de un partido amistoso para la pretemporada", evidencia "el grado de respeto que tiene hacia la entidad rojilla".

Osasuna explica también que esta maniobra responde a una especie de venganza por no querer vender al centrocampista Álex Berenguer, pretendido por el Athletic. "Es una clara muestra de fuerza que se enmarca dentro de la negativa de la entidad rojilla de traspasarle al futbolista Álex Berenguer a un precio muy inferior al de su cláusula de rescisión", apunta en un comunicado.

"Por todo ello, la junta directiva de la entidad rojilla ha decidido, de forma unánime, romper relaciones con el club de Bilbao. De este modo, se negará a entablar conversaciones con la citada institución para alcanzar acuerdos por jugadores o sobre otras cuestiones", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies