Özil renuncia a la selección alemana por "racismo y falta de respeto"

Ozil controla el balón ante la defensa de Gibraltar
REUTERS - Archivo
Actualizado 22/07/2018 22:45:38 CET

"A ojos de Grindel soy alemán cuando gano, pero un inmigrante cuando pierdo"

   MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

   El centrocampista Mesut Özil anunció este domingo su renuncia a la selección alemana de fútbol mientras "permanezca el sentimiento de racismo y falta de respeto" que originó la publicación de una foto suya con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan en el pasado mes de mayo, tras lo cual lamenta incluso el "trato recibido" por su Federación.

   "Después de considerarlo mucho tras los recientes acontecimientos, ya no jugaré para Alemania a nivel internacional, mientras permanezca el sentimiento de racismo y falta de respeto. El trato que he recibido de la Federación hacen que no quiera vestir más la camiseta de la selección", escribió Özil en Twitter, horas después de haber defendido su foto con Erdogan y asegurar que lo volvería a hacer.

   El jugador del Arsenal, de 29 años, acumula 92 partidos internacionales con la camiseta alemana desde que debutara en la 'Mannschaft' en 2009, un año después fue tercero en el Mundial de Sudáfrica, siendo su momento de mejor recuerdo el título logrado en Brasil 2014.

   Sin embargo, Özil fue uno de los señalados en el reciente Mundial de Rusia, donde jugó en dos de los tres partidos que disputó la defensora del título antes de caer eliminada en la fase de grupos. La relación del ex del Real Madrid con la afición alemana ya estaba enrarecida por esa foto con Erdogan, que también se hizo su compañero Ilkay Gündogan.

   "Sé que puede resultar difícil de entender, porque en muchas culturas el líder político no puede pensarse separado de la persona. Pero en este caso es diferente. Independientemente del resultado de las elecciones anteriores o de otras precedentes, volvería a tomarme la foto", señaló.

   "¿Es porque es Turquía? ¿Es porque soy musulmán? Creo que ahí reside el mayor problema. He vestido la camiseta de Alemania con gran honor y entusiasmo, pero ahora no. No me siento querido y se ha olvidado lo que he logrado desde que debuté en 2009", afirmó.

   Además, el jugador del Arsenal cargó contra el presidente de la DBF, la Federación alemana, Reinhard Grindel. "A ojos de Grindel soy alemán cuando gano, pero un inmigrante cuando pierdo", aseveró, lamentando que le haya querido cargar con la responsabilidad de la eliminación en Rusia.

Contador