La piratería de contenidos digitales llegó a los 21.900 millones en 2017, un 6 por ciento menos que en 2016

389611.1.644.368.20180406152501
Vídeo de la noticia
Publicado 06/04/2018 15:25:01CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La piratería de contenidos digitales alcanzó un valor de casi 21.900 millones de euros en 2017, un 6 por ciento menos que el año anterior, según los datos del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2017 presentado la Coalición de Creadores e industrias de contenidos, LaLiga e Industrias Culturales y del Libro este viernes en Madrid.

Dicho estudio, elaborado por la consultora independiente GfK, revela que la piratería digital ha experimentado en España por segundo año consecutivo un descenso en cifras absolutas, aunque se mantiene el porcentaje de ciudadanos que acceden a contenidos pirateados.

Así, en 2017 hubo 4.005 millones de accesos digitales ilegales a contenidos por valor de 21.899 millones de euros y creció un 4,1 por ciento el lucro cesante para el sector, que llegó a 1.857 millones.

En este sentido, la directora de la Coalición, Carlota Navarrete, ha destacado que desde el grupo "valoran el descenso" y consideran que se debe a que las medidas adoptadas "para luchar contra la piratería" han sido las acertadas.

"Ha habido un proceso, a mediados el año 2017, en el que se han empezado a adoptar las medidas y estructuras tecnológicas al mismo nivel que la dificultad que tiene luchar contra la piratería", ha destacado para expresar que "si se continúa con el compromiso" y el trabajo en conjunto con el Ministerio el progreso aumentará "de manera exponencial".

Por tipología, tras los 1.560 millones de contenidos musicales, el producto más pirateado fueron las series de televisión (945 millones), seguidas por películas (726 millones), libros (419 millones), videojuegos (241 millones) y fútbol (113 millones).

En este contexto, desde el grupo han precisado que la piratería de contenidos de series de televisión ha sufrido un descenso de un 1,5% respecto al año anterior debido a que el despliegue de la oferta legal "ha sido muy potente", algo que, a su juicio, denota que una de las posibles soluciones al acceso digital ilegal es ofrecer a los internautas una oferta legal de calidad y a un precio asequible.

En cuanto al valor de los contenidos, las películas fueron los contenidos más perjudicados, con un valor de 5.183 millones de euros, seguidos de los videojuegos (5.622), música (5.183), libros (3.609), series (1.405) y fútbol (355).

Así, el responsable de activos digitales y propiedad intelectual de LaLiga, Emilio Fernández, ha valorado que las arcas públicas han dejado de ingresar un total de 575 millones de euros entre IVA, IRPF y cotizaciones debido a los accesos ilegales a contenidos.

Además, ha destacado que la piratería afecta directamente al paro puesto que, según ha informado, un escenario sin piratería permitiría crear cerca de 20.400 nuevos puestos de trabajo directos y 115.000 empleos indirectos.

El perfil del que accede a contenidos de manera ilegal es el de hombres de 17 a 34 años, excepto en el caso de los libros, en el que hay un ligero aumento del consumo por parte de las mujeres. Además, Fernández ha señalado que no hay diferencias significativas de una clase social a otra.

PRECIO Y RAPIDEZ, PRINCIPALES ARGUMENTOS

En cuanto a las excusas para acceder de manera ilegal a los contenidos digitales, el 51 por ciento de los consumidores argumentan que los contenidos originales son "muy caros", el 43 por ciento hace referencia a la "rapidez y facilidad de acceso" y la mitad ve suficiente el pago de su conexión a Internet. Según señala este estudio, estos porcentajes son superiores a los recogidos en 2016.

Asimismo, aumenta el peso de las justificaciones acerca de la ausencia de daño o de la falta de consecuencias legales para quien piratea contenidos, que este año llegan hasta el 25 por ciento en ambos casos. Además, el 15 por ciento de los consumidores reconoce tener grandes dificultades para diferenciar las páginas legales de las que no lo son y otro 44 por ciento sólo reconocerlo "a veces".

Ante estos resultados, Navarrete ha resaltado que es necesario levar a cabo un trabajo de concienciación para que los internautas "sepan que sí existen consecuencias nocivas derivadas de la piratería" y otra medida que reduciría la piratería sería facilitar la distinción entre páginas web ilegales y legales al usuario.

FORMA DE ACCESO

Respecto a la forma de acceso, se mantiene el peso de los buscadores como principal vía de acceso a los contenidos ilegales, con un 75 por ciento, siendo Google el utilizado en nueve de cada diez accesos a contenidos piratas, mientras que en redes sociales, Facebook es la más utilizada (83%).

Además, este estudio muestra que el porcentaje de webs desde las que se accedió a contenidos ilegales que están financiadas por publicidad ha aumentado hasta el 95 por ciento. De toda esa publicidad, el 68 por ciento corresponde a sitios de apuestas y juego online, el 58 por ciento a sitios de contactos y más del 55 por ciento a contenido para adultos y más de un 26 por ciento corresponde a productos de consumo de marcas de prestigio.

Los consumidores que de no poder acceder al contenido de esta forma más estarían dispuestos a pagar por evitar la publicidad son los de libros (43%) y videojuegos y películas (39%) y a los que menos los de series (37%), música (35 %) y fútbol (34%).

CAÍDA DE PÁGINAS WEB ILEGALES

Según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, este descenso demuestra un cambio en la tendencia, según muestran los datos Alexa - página web de medición de audiencias- y se recoge en las estimaciones de este Observatorio. Entre el 1 de enero de 2017 y el 1 de marzo de 2018, se observa que se ha pasado de tener 19 páginas piratas entre las 250 webs más visitadas en 2017, a diez páginas en 2018 y sólo una parece tener vínculos identificados con España.

Además, el Ministerio ha destacado que la actividad de la Sección Segunda de la Secretaría de Estado de Cultura está obteniendo muy buenos resultados "tras el incremento de los medios tecnológicos y humanos, la obtención de nuevos autos judiciales de bloqueo y la mayor colaboración con las operadoras de acceso a Internet y con los servicios de publicidad en la ejecución de las medidas impuestas por las resoluciones finales de dicho órgano".

En este sentido, Sáenz de Santa María ha destacado que como consecuencia de las medidas adoptadas, España ya no es mencionada a nivel internacional cuando se enumeran países en los que la piratería tiene un nivel especialmente significativo.

Por último, ha señalado que la piratería "no es más que el empobrecimiento de la industria cultural" y ha matizado que la Ley Sinde no actúa contra el usuarios sino contra el pirata. "Hay que seguir sensibilizando, a nadie se le ocurriría robarle las manzanas a un agricultor. Esto es lo mismo", ha concluido.