La policía alemana aumenta la seguridad y los controles antes del Bayern-Real Madrid

Publicado 12/04/2017 16:08:17CET

MÚNICH (ALEMANIA), 12 Abr. (DPA/EP) -

La policía alemana ha decidido reforzar la seguridad antes del duelo entre el Bayern Múnich y el Real Madrid en el Allianz Arena, con el despliegue de más efectivos y la realización de controles más estrictos en torno a los autobuses de los equipos, después del ataque sufrido por el Borussia Dortmund.

La cantidad de efectivos policiales desplegados esta noche subirá de 370 a 450, indicó la institución policial en un comunicado después de una reunión en la que se revisó el esquema de seguridad para el partido de fútbol.

El incremento de los efectivos policiales será destinado principalmente a la custodia de los equipo en su camino al estadio. En el Allianz Arena habrá una cifra apenas por encima de la prevista. Además, según señaló el portavoz policial Thomas Baumann, los buses fueron revisados por perros rastreadores esta mañana y se hará un nuevo control antes de que suban los equipos a los vehículos.

También existe la posibilidad de usar caminos alternativos al estadio. "Es una posibilidad que está abierta", dijo Baumann, que negó que se vayan a cerrar calles en el trayecto de los buses. La policía de Múnich informó asimismo de que se reforzó la seguridad en torno a los hoteles donde se hospedan ambos equipos.

Fuentes del Real Madrid negaron a DPA que la policía haya recomendado a los jugadores que se sienten lejos de los cristales por precaución, tal y como informaron algunos medios. Pese a las medidas adicionales implementadas, la policía señaló que no registra indicios sobre una amenaza específica para el partido de hoy.

"No tenemos ningún indicio concreto de amenaza hacia ambos equipos o los fans aquí en Múnich", indicó el comunicado policial. De todas formas, la policía muniquesa señaló que está en permanente contacto con las autoridades de Dortmund.

La policía de Múnich aclaró asimismo que la seguridad en el Allianz Arena, un estadio con capacidad para 70.000 espectadores ubicado en la zona norte de la ciudad, ya ha sido reforzada en los últimos años, sobre todo tras el intento de atentado en el partido entre Alemania y Holanda en Hannover en noviembre de 2015.

El Bayern, por su parte, emitió un comunicado pidiendo a los aficionados que concurran con tiempo al estadio debido a posibles demoras por los controles.

"Estamos consternados por lo ocurrido en Dortmund anoche", dijo Karl-Heinz Rummenigge, jefe de la junta directiva del Bayern, en otro comunicado. "Deseamos a los jugadores y fans del Borussia Dortmund un partido pacífico y también exitoso hoy contra el Mónaco", añadió el directivo.

El exfutbolista deseó además una pronta recuperación al jugador español Marc Bartra, que tuvo que ser operado por una fractura en la mano derecha tras el ataque, así como a un policía herido. "El fútbol está unido en esto", indicó.

También Carlo Ancelotti, el técnico del Bayern, envió su apoyo al Dortmund en Twitter y deseó una pronta recuperación a Bartra. Del lado del Real Madrid, se expresó en las redes sociales Sergio Ramos. "Hoy Dortmund, Bartra y nada más", escribió el capitán blanco.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies