Quique Sánchez Flores: "Representamos un sentimiento que se tiene que notar"

Quique Sánchez Flores Espanyol
RCD ESPANYOL
Publicado 03/02/2018 16:12:11CET

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del RCD Espanyol, Quique Sánchez Flores, ha asegurado que, como jugadores blanquiazules, representan "un sentimiento" y eso "se tiene que notar" en el derbi de este domingo ante el FC Barcelona en el RCDE Stadium (16.15 horas), y ha solicitado que el equipo esté "guiado por el cerebro y no sólo por el corazón", además de afirmar que en ocasiones los aficionados pericos se han sentido "pisados".

"Mañana habrá mucha emoción en medio. Representamos un sentimiento que se tiene que notar, pero hay que controlar energías, porque desgasta mucho jugar ante este tipo de rival; hay que conservar energías para que nos dure durante todo el partido. Emocionalmente hay que ser fuertes también, pero hay que equilibrarlo con la inteligencia para que seamos un equipo que esté guiado por el cerebro y no sólo por el corazón", declaró en la rueda de prensa previa.

Sobre el duelo, el técnico madrileño explicó que deben tomar ejemplo de la eliminatoria de Copa, donde tuvieron "opciones en los dos partidos". "Se redujo mucho a un equipo que tiene muchas herramientas para debilitar a los rivales. Me pareció que se entendió bien lo que suponen este tipo de partidos de principio a fin. Salimos satisfechos de cómo se compitió. No tenemos ninguna herencia negativa, nada que nos haya quitado entusiasmo, ánimo o vitalidad. Salimos bien parados", indicó.

En este sentido, afirmó que le gustó la forma de jugar en el torneo copero. "Se propuso bastante, y lo fundamental, que es estar vivo frente a un rival de esta categoría. Uno de los principales objetivos es que el partido vaya evolucionando y que tú te veas dentro, porque con este equipo existe el riesgo de que en una oleada te sientas fuera", subrayó.

"Creo que tener la precaución necesaria está bien, no creo necesario apelar a la épica, porque se da cuando se está cerca de la desesperación y nosotros no andamos en ese camino. Andamos en el camino del crecimiento, de la estabilidad, y para eso tenemos que controlar emociones y ser inteligentes. Sigue siendo importante la estrategia y la épica es el resultado", prosiguió.

Además, confía en la victoria. "No pienso en otra cosa que no sea eso -ganar-, y estoy convencido de que los jugadores también. Pensamos que es posible, no hablamos de otra posibilidad. Si este año hemos hecho algo especial es ganar a equipos que no habían perdido nunca; pasó con el Atlético de Madrid, pasó con el Barcelona, y se nos vuelve a brindar la oportunidad en LaLiga. Hemos sido irregulares, pero hemos conseguido cosas difíciles también. Sería fantástico, una inmensa alegría para el aficionado", manifestó.

"LOS AFICIONADOS HAN SIDO RESPETUOSOS, SE SIENTEN PISADOS"

Sobre la tensión en la que llega envuelto el derbi, con denuncias del club a Gerard Piqué y Sergio Busquets incluidas, Quique resaltó la "educación" de la entidad. "Somos un club espectacular, siempre hemos dado unos niveles de educación altísimos. El comportamiento del club siempre ha sido completamente neutral, dentro de las reglas deportivas y morales", aseveró.

"Tenemos que estar muy orgullosos de los nuestros y de cómo afrontamos cada situación social, porque son difíciles. Hemos sido siempre muy respetuosos, y los aficionados también, teniendo en cuenta que viven por un sentimiento y que en muchas ocasiones se sienten casi pisados. El orgullo perico nos mantiene vivos y alerta", añadió.

Además, descartó que Ernesto Valverde vaya a reservar jugadores para el partido de vuelta de semifinales de Copa ante el Valencia, a pesar de la ventaja con la que cuenta el equipo azulgrana en LaLiga Santander. "Ningún equipo nos regala nada. Nunca he tenido la sensación de que cuando fuera a jugar contra alguien pusieran el equipo reserva ni jugadores que no son los mejores. Mañana sacarán el mejor equipo posible", expuso.

Por otra parte, explicó que tendrá "precaución" con Sergio García y Leo Baptistao, porque han tenido "un mes muy duro", y reconoció que "no aguantan 90 minutos en estos momentos", además de mostrarse contento con la llegada de Carlos 'la Roca' Sánchez, al que ve "preparado" para jugar.