Quique Sánchez Flores: "Soy el entrenador del Espanyol y lo seré"

Quique Sánchez Flores Espanyol
RCD ESPANYOL
Publicado 13/01/2018 16:48:21CET

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El técnico del RCD Espanyol, Quique Sánchez Flores, trató de zanjar los rumores de su posible salida y fichaje por el Stoke City afirmando que es "el entrenador" de club 'perico' y que seguirá siéndolo, centrando su mirada en el enfrentamiento contra el Athletic Club de la decimonovena jornada de LaLiga Santander que disputarán este domingo (18.30 horas).

"Yo estoy aquí y en ningún momento he dicho lo contrario. No tengo nada más que decir de mí. Cuentan los hechos y nada más. Los hechos son que los jugadores no se quieren ir y el entrenador también continúa. Soy el entrenador del Espanyol y lo seré", comentó en la rueda de prensa previa al choque.

"Ojalá todos los años quieran a jugadores del Espanyol y no se vayan. Eso quiere decir que el club crece. Nos cuesta mucho enrarecernos y ser felices. Aquí lo único que ocurre es que la maquinaria del fútbol no se puede parar. Vivo en un mundo muy honesto y muy normal. No me gusta la gente que sospecha y duda de todo. Me rodeo de gente sana", añadió.

El técnico aseguró sentirse cómodo con la "relación" con su plantilla y "feliz" en la Ciudad Condal, en un club con "ganas de crecer", insistiendo en que su preocupación reside en el "próximo partido" de LaLiga Santander.

"Me gusta la relación que tengo con mis jugadores, me gusta lo que generamos en el estadio, me gusta cumplir objetivos y que el Espanyol crezca. Vivo en una gran ciudad, vivo en una de las mejores ligas. Tengo motivos para ser feliz. Entiendo que las noticias preocupen, pero no tengo nada que contar de mí. Mi contexto es muy feliz. No tengo nada que añadir, sólo tengo que preocuparme del próximo partido de Liga", respondió.

"Estoy en un club que tiene perspectivas y ganas de crecer. Si en algún momento nos hemos frustrado ha sido porque hemos creído que podíamos crecer a mayor velocidad y si no ha sido así hay que explicarlo con humildad", agregó.

Sobre el crecimiento del Espanyol, el madrileño deseó "quedar bien" en el campeonato liguero para que ese resultado sirva como reclamo de "buenos jugadores". Mientras tanto, aseguró que sus jugadores se dejarán "la piel" por una hinchada que confía en que acuda en masa al estadio para ver a su equipo. "Ojalá el escenario sea que volvemos a quedar bien, a aspirar a buenos jugadores, a no estancarnos. Pero mientras eso no ocurra, seguiremos dejándonos la piel por los aficionados, para que ellos disfruten", comentó.

"Esperamos que vaya mucha gente, porque es en un buen horario y ante un buen rival y que disfruten. Yo también quiero disfrutar mañana. Es un partido importante y espero que podamos tener momentos como los del año pasado, tanto dentro como fuera del campo", pidió a la afición.

Por último, el entrenador resaltó la "confianza" en su plantel tras las dos victorias seguidas en LaLiga contra Atlético de Madrid y Málaga, a pesar de no poder contar con "jugadores muy importantes" como Javi Fuego y David López por sanción y Sergio García por lesión. Sí volverán a la convocatoria Víctor Sánchez, Sergio Sánchez y Óscar Duarte.

"Tenemos el ánimo y la confianza para pensar que nos volvemos a encontrar bien. No podremos contar con jugadores de mucho liderazgo, pero también tendremos jugadores muy importantes en el terreno de juego", concluyó.