El Real Madrid, sin margen de error en casa y obligado a mejorar su juego

Actualizado 24/10/2007 2:01:18 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Real Madrid y Olympiacos, co-líderes del grupo C, con cuatro puntos, se enfrentan hoy en el Santiago Bernabéu, en un duelo en el que los locales no pueden permitirse tropiezos si no quieren complicarse su andadura europea.

Tras comenzar en casa con victoria frente al Werder Bremen, los madridistas no fueron capaces de pasar del empate (2-2) ante el Lazio, a pesar de que se colocaron por delante en el marcador en dos ocasiones con goles de Ruud van Nistelrooy, pero en ambas el equipo italiano empató por medio de Goran Pandev.

Así, el triunfo en casa es obligado para los de Bernd Schuster, que no atraviesan su mejor momento y que, pese a que mantienen el liderato liguero, llegan de perder en Montjuïc y dejando malas sensaciones en su juego.

El Real Madrid se mantiene al frente de la clasificación, pero su juego sigue siendo más que discreto y en lugar de ir en línea ascendente parece que el equipo va de más a menos, aunque ha aprovechado la irregularidad del resto.

Ahora, esta semana con dos partidos seguidos en casa el margen de error no existe y menos en Europa, donde la clasificación pasa por ganar todo lo de casa y sacar puntos fuera para lograr acabar en la primera plaza del grupo, algo que no consigue desde la campaña 2003/2004.

El cansancio acumulado por los compromisos de las selecciones y las bajas por lesión de varios jugadores importantes y por decisión técnica tras la polémica con los brasileños, están lastrando al conjunto blanco, que para hoy, de nuevo, no podrá contar con Pepe, Robben, Heinze, a los que se han unido Diarra y Cannavaro, con sendos golpes en la rodilla y a los que se ha preferido no forzar, además de alguna posible rotación.

Así, el lateral derecho sería para Salgado o Torres, mientras que Sergio Ramos se desplazaría al eje de la zaga junto a Metzelder, con Marcelo en la izquierda. Por delante, Gago supliría la baja de Diarra y jugaría junto a Guti y es posible que Robinho recupere un sitio en detrimento de Higuaín.

EL OLYMPIACOS, EN BUSCA DE SU SEGUNDA VICTORIA

Por su parte, el tricampeón de la Liga griega y que esta campaña aún no ha dado su mejor medida, ya que es segundo tras el AEK (con tres victorias y dos empates en seis jornadas), viaja dispuesto a sumar su segunda victoria consecutiva a domicilio que aumente sus aspiraciones de estar en los octavos de final.

El campeón heleno llevaba 31 partidos sin conocer la victoria en la máxima competición continental, pero puso fin a esa racha con el 1-3 conseguido ante el Werder en Bremen. Ese triunfo le puso al frente del grupo con mejor diferencia de goles que los blancos.

De esta forma, tras haber comenzado con un empate en casa ante los 'laziales', vio renacer sus aspiraciones en Alemania, y un resultado positivo en el Bernabéu, catapultaría sus esperanzas, aunque las estadísticas ante los blancos le son desfavorables.

El Olympiacos derrotó al Real Madrid por primera vez en seis enfrentamientos cuando ambos equipos se vieron las caras en el Georgios Karaiskakis el 6 de diciembre de 2005 (2-1), entonces con el Madrid ya clasificado.

De hecho, los blancos nunca han perdido en el Bernabéu ante equipos griegos con cinco victorias y un empate en seis partidos, mientras que el Olympiacos nunca ha ganado en España, con nueve derrotas y dos empates en 11 visitas, la última la temporada pasada en Valencia (2-0).

En la plantilla del equipo heleno destaca la presencia de varios conocidos, el primero el ex madridista Raúl Bravo y a los que se unen Darko Kovacevic y el argentino Galletti, todos dispuestos a sacar algo positivo del Bernabéu y a cerrar su clasificación en los dos partidos que les restan en su estadio.

Panagiotis Lemonis apuesta por Nikopolidis bajo palos y con un sistema, 4-3-3 con un único punta, puesto que se disputan Lua Lua, que aún no se ha estrenado como goleador en la competición europea y Kovacevic, que marcó ante el Werder, donde también lo hicieron Stoltidis y Patsatzoglou, mientras que el ex rojiblanco Galleti consiguió el tanto del empate frente al Lazio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies