Rummenigge: "Espero que Hummels, Boateng y Lewandowski puedan jugar en Madrid"

 

Rummenigge: "Espero que Hummels, Boateng y Lewandowski puedan jugar en Madrid"

Bayern Munich Rummenigge
POOL NEW / REUTERS
Publicado 17/04/2017 12:42:06CET

MÚNICH (ALEMANIA), 17 Abr. (DPA/EP) -

El presidente del Bayern de Múnich, Karl-Heinz Rummenigge, ha declarado este lunes que espera poder contar con los defensas centrales Mats Hummels y Jérôme Boateng y con el punta polaco Robert Lewandowski para el partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones, que enfrenta este martes a su equipo con el Real Madrid en el Santiago Bernabéu (20.45 horas).

"Hoy por la tarde habrá una prueba para Hummels. Ayer en el entrenamiento todo transcurrió en orden, también en el caso de Boateng. Robert ya volvió a entrenar con el equipo. Ahora hay que esperar, al final del día no seremos tan pesimistas", comentó Rummenigge antes de partir hacia la capital de España.

El directivo bávaro no pierde la esperanza de que los jugadores estén recuperados de sus lesiones a tiempo para el decisivo partido ante el Real Madrid de cuartos de final tras caer en la ida en el Allianz Arena el pasado miércoles (1-2).

Lewandowski, máximo goleador de la Bundesliga, se perdió la ida por una lesión en el hombro. Sin embargo, el delantero polaco volvió a entrenar sin problemas el domingo con sus compañeros, mientras que Hummels, que sufre una lesión en el tobillo y Boateng, que padece un problema en los abductores, llevaron a cabo entrenamientos individuales.

De no llegar ninguno de los dos, el técnico Carlo Ancelotti afrontará un verdadero rompecabezas para el centro de la zaga, ya que Javi Martínez, que ha jugado con frecuencia en esa demarcación esta temporada, fue expulsado por doble amarilla en Múnich. Joshua Kimmich y David Alaba podrían ocupar sus posiciones en el feudo madridista.

El Bayern tiene ante sí una dura papeleta que resolver. Hasta ahora, solo en dos ocasiones un equipo ha logrado pasar a la siguiente ronda en la Liga de Campeones tras caer en casa a la ida. En octavos de final de 2011, el Inter de Milán ganó 1-0 al Bayern en Múnich después de haber perdido 3-2 en casa. Y en abril de 1996, el Ajax de Ámsterdam logró el pase al ganar 3-0 ante el Panathinaikos de Atenas tras caer en casa 1-0.

"El criterio decisivo es que ningún partido es igual a otro. Lo daremos todo. Si al final es suficiente, ni idea. Deseo, sería genial como es natural, que el equipo pueda dar aún la vuelta al resultado", sentenció.


Videonoticias de fútbol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies