Sánchez Flores: "Si puede, el Barça se ensaña con nosotros"

Quique Sánchez Flores en rueda de prensa
RCD ESPANYOL
Publicado 16/01/2018 15:10:44CET

BARCELONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del RCD Espanyol, Quique Sánchez Flores, ha comentado este martes antes del partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey que su equipo y el FC Barcelona son "polos opuestos" en cuanto a juego y que intentará "acortar diferencias" y ser un equipo fuerte y duro en defensa para mantenerse vivos en la eliminatoria hasta el final.

"Saldremos a darlo todo y a acortar las diferencias. Somos polos opuestos en todo, vamos a jugar a que no se note, a estar lo más cerca posible en el partido y en la eliminatoria. Nuestro mayor argumento es la alta motivación. Hemos merecido estar en cuartos, hemos sido mejores que nuestros dos rivales anteriores", manifestó en rueda de prensa.

Quique ha aprendido de los derbis disputados que las emociones son muy fuertes y muy diferentes a cualquier otro partido. "Queremos que se note en el campo, queremos que las sensaciones, las emociones sean con gente fuerte, dura, que haga sentir, que haya una rivalidad. Se tiene que notar de verdad", pidió a sus jugadores.

Y es que no esconde que una parte del fútbol es el contacto. "Cuando no eres duro, te echan en cara que eres blando. Quiero un equipo fuerte, agresivo, que corra, que meta la pierna... Prefiero que acabe el partido con cuatro amarillas que con ninguna", apuntó.

"Tenemos que demostrar que aquí hay una rivalidad y que aquí hay mucho en juego. El rival ha demostrado que si puede ser dañino con nosotros, lo es; si puede, se ensaña con nosotros. Así que debemos defendernos con garra y con fortaleza. Debemos lucir un nivel mental mayor que en los últimos años", argumentó en este sentido.

Sin esa fuerza ni intensidad, sobre todo en el segundo tiempo, cree que el rival podría aprovechar el momento para marcar las diferencias. "El Barcelona está siendo muy superior en las segundas partes, cuando el rival ha hecho un gran esfuerzo. Con la comodidad de mover la pelota, liquidan los partidos. Queremos llegar bien a ese segundo tramo, siendo inteligentes y repartiendo los esfuerzos. El tiempo juega a favor del Barcelona y vamos a tratar de evitarlo", comentó.

"Casi siempre se plantean las eliminatorias a 180 minutos, pero esta es mejor plantearla a 90. Se trata de llegar con opciones a la vuelta. Somos conscientes de lo fuerte que es el rival, de las cosas distintas que hace este año. Pero ya nos hemos enfrentado a equipos que no perdían y si hay algún equipo que puede hacer cosas distintas, es el Espanyol", avisó al Barça.

Por otro lado, el madrileño lamentó el debate abierto sobre cómo le trata la afición, tras su posible marcha frustrada a la Premier League, y sí aceptó que Ernesto Valverde sea bien recibido en el RCDE Stadium por su pasado blanquiazul como jugador y como entrenador.

"Me parece tan rebuscado... Ernesto, por honesto, normal y por llevar tantos años, se merece un buen recibimiento. En cuanto a nosotros, yo el domingo ante el Athletic no noté absolutamente nada. Hubo más sensatez en la grada que fuera de ella. La afición tuvo un comportamiento extraordinario el otro día en el partido y poco más puedo decir", concluyó.