Touré asume el "gran reto" de convertirse en un nuevo Vieira como jugador del Barcelona

Actualizado 26/06/2007 21:14:58 CET

BARCELONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El centrocampista marfileño Gnégnéri Yaya Touré, nuevo jugador del FC Barcelona para las cuatro próximas temporadas, asume el "gran reto" de convertirse en un nuevo Patrick Vieira y responder a las expectativas que ha creado su fichaje por el club catalán, donde el secretario técnico de la entidad, Txiki Begiristain, apuntó en la presentación del futbolista que se trata de un jugador con un "perfil Vieira".

Touré Yaya, como quiere ser llamado el propio jugador a partir de ahora y así lucirá en su camiseta sobre el dorsal 17, ha firmado por el Barcelona por cuatro campañas y el coste de su fichaje oscilará entre nueve y doce millones de euros. El Barcelona pagará nueve millones en cuatro años al Mónaco, que compartía los derechos económicos del jugador con el Metalurg Donestk ucraniano, que percibirá una cantidad variable.

Esta cantidad será determinada en función de la consecución por parte del Barcelona de los títulos de la Liga y la Liga de Campeones y de la clasificación para la Liga de Campeones durante las próximas cuatro temporadas. Su cláusula de rescisión ha sido establecida en 90 millones de euros. Touré se convierte en el primer jugador de Costa de Marfil que milita en el Barcelona en toda la historia del club.

El ya ex jugador del Mónaco llega al Barcelona para ocupar la posición de pivote defensivo en la media y considera "un sueño hecho realidad" su fichaje por el club catalán, dado que siempre había soñado con jugar en un gran club europeo. Además, se mostró convencido de poder triunfar como jugador barcelonista y no le preocupan las comparaciones que ya se establecen entre él y el veterano Patrick Vieira.

En este sentido, el secretario técnico del Barcelona, Txiki Begiristain, apuntó que era necesario incorporar un jugador para paliar "la falta de equilibrio" entre la defensa y el ataque del equipo y que se trata de "un jugador fuerte, con mucha presencia física y capacidad técnica para ser un buen distribuidor, que también recupera balones y va bien de cabeza". Lo resumió como un jugador de "perfil Vieira".

Begiristain hizo este apunte después de ser preguntado si Touré responde al perfil del brasileño Julio Baptista, que fue pretendido por el Barcelona en el pasado, y comentó que se parece más a Vieira por ser un futbolista "fuerte, difícil de combatir, muy duro, que aguanta bien el balón en el cuerpo a cuerpo, y también con llegada", aunque luego precisó que "no hay que presionar al jugador comparándole siempre con Vieira".

Touré, de todos modos, asume el reto y aseguró no temer la presión. "Para llegar a un club como el Barcelona hay que estar muy preparado. Es un gran reto ante el que me siento preparado. Vieira es un jugador de referencia y espero poder cumplir las expectativas", explicó el centrocampista marfileño, para luego añadir: "Vieira tiene mucha calidad, pero creo que yo también la tengo y quiero demostrar mis cualidades".

Asimismo, dijo sentirse "cómodo" en la posición de pivote defensivo en el centro del campo y declaró que le atrae "la cultura de fútbol, el juego bonito y la afición" del Barcelona, al que considera "más que un club". Touré también manifestó que dará "todo por brindarle muchas alegrías" a la afición y que ya conoce la idiosincrasia y la grandeza del club catalán por lo que le ha explicado el ex azulgrana Gerard López, su compañero en el Mónaco.

LAPORTA: "REÚNE CONDICIONES PARA SER UN JUGADOR DE REFERENCIA"

El Barcelona seguía a Touré desde su etapa en el Olympiacos griego, según Begiristain. Para el presidente del Barcelona, Joan Laporta, Touré es un jugador de mucha proyección e "imprescindible" para el equipo dado que ocupará una de las posiciones "de referencia" del esquema de juego. "Es un jugador que reúne todas las condiciones para convertirse en un jugador de referencia", afirmó.

Antes de su presentación, Touré superó la revisión médica previa al cierre de su fichaje. El doctor Ricard Pruna, médico del equipo barcelonista, vaticinó que dará "un rendimiento muy alto" ya que es un jugador "muy sano, al que las lesiones le han respetado mucho". "Está muy fuerte", dijo. Además, explicó que tuvo una lesión de menisco hace cinco años, pero que está "totalmente olvidada" y que no tiene "ninguna secuela articular ni muscular".

Nacido el 13 de mayo de 1983 en Sokoura Bouake (Costa de Marfil), Touré es titular en la selección absoluta de su país, con la que ha sido una vez subcampeón de la Copa de Africa (2006), y ha adquirido experiencia en Europa, donde se ha paseado por diferentes ligas como jugador del KSK Beveren belga (2001-04), el Metalurg Donetsk ucraniano (2003-05), el Olympiacos griego (2005-06) y el Mónaco (2006-07) en el campeonato francés.

El nuevo jugador barcelonista llegó a estar a prueba en el Arsenal, donde coincidió con Thierry Henry, antes de recalar en el Metalurg Donetsk, y despuntó durante su etapa en el Olympiacos, donde se estrenó en la Liga de Campeones y marcó tres goles en 19 partidos disputados en la liga griega, en la que se proclamó campeón de la Superliga y también de la Copa griega, y también en las filas del Mónaco.

El club monegasco pagó 4,5 millones de euros por su fichaje, la mitad de lo que percibirá ahora del Barcelona, y Touré estaba llamado a ser uno de las referencias de la media del equipo. Finalmente, ha sido el noveno jugador más utilizado del equipo en la liga, habiendo disputado 27 partidos (25 como titular) y marcado cinco goles, tres menos que el máximo goleador del equipo, el checo Jan Koller.