El vicepresidente deportivo del Valencia presenta su dimisión "irrevocable"

Actualizado 20/05/2008 0:31:50 CET

VALENCIA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente deportivo del Valencia, Rafael Salom, ha presentado esta mañana su dimisión "irrevocable" como consejero de la entidad, por lo que no ha durado ni un año en el máximo organismo del Valencia.

Salom acudió esta mañana a las oficinas del club para presentar la dimisión por "razones de salud porque pasaré por un quirófano" en los próximos días, avanzó. El consejero dio las gracias por "todas las atenciones recibidas". El vicepresidente se marcha "orgulloso" de haber sido miembro del consejo de administración y se va "contento" de la labor que ha realizado.

Salom llegó a la entidad de Mestalla de la mano del entonces presidente, Juan Soler, el pasado 4 de julio de 2007. Este empresario del transporte de 55 años aterrizó en el Valencia avalado por su pasado futbolístico en otras entidades, como el Gimnástico, del que fue 22 años presidente, y después fue responsable del Valencia B durante tres años y del Valencia C.

Sin embargo, las desavenencias y el desapego paulatino con el máximo accionista han obligado a Salom a presentar la dimisión. A su llegada a la entidad, se convirtió en uno de los hombres de confianza del entonces presidente y durante el periodo en el que se rumoreó la marcha de Soler, Salom era el hombre elegido para sustituirlo. Sin embargo, un giro de última hora colocó a Morera en la presidencia y a Salom como vicepresidente deportivo.

Éste fue el encargado de negociar la salida de Albelda, después de que Koeman lo apartara junto a Angulo y Cañizares. Cuando casi se había llegado a un acuerdo para la marcha de Albelda, Soler incluyó una cláusula antiequipos y todo se fue al traste.

Salom también fue el responsable de tener que negociar con el entrenador del Racing Marcelino para que se hiciera cargo del Valencia la próxima temporada. Las conversaciones también se rompieron a última hora por nuevos cambios de última hora desde la cúpula de mando del Valencia.

Esta negociación fracasada, unida junto al nombramiento de Jesús Wolstein como consejero delegado --hombre de total confianza de Soler-- y el nombramiento de Juan Sánchez como secretario técnico, dejaron en segundo plano a Salom y mermaron su capacidad negociadora.

El hasta ahora vicepresidente se ha visto fuera de la vida valencianista por problemas de salud, ya que está pendiente de una intervención quirúrgica. Salom llegó al Valencia junto a Társilo Piles, Juan Galiano y Salvador Lluch.