Víctor Fernández cree que "clasificarse para Europa es un objetivo que debe servir de estímulo" al Zaragoza

Actualizado 10/07/2006 16:49:33 CET

ZARAGOZA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Real Zaragoza se puso hoy en marcha de cara a la próxima temporada en la que volver a disputar competición europea debe ser el "estímulo para el equipo", en palabras de su nuevo técnico, Víctor Fernández, tras la primera toma de contacto con sus hombres.

Los jugadores César, Miguel, Zaparían, Alvaro, Aranzabal, Celades, César Jiménez, Chus Herrero, Corona, Cuartero, D'Alessandro, Diego Milito, Ewerthon, Generelo, Juanfran, Lafita, Longas, Movilla, Oscar, Ponzio, Sergio, Sergio García y Zapater estaban citados a las 9:00 horas.

Por problemas de viaje, Alvaro y Ewerthon se incorporaron al grupo minutos más tarde, mientras que Gotor y Romero, que han dispuesto de menos días de descanso, puesto que la temporada para ellos se prolongó hasta la disputa de la final de la Copa del Rey de juveniles lo harán más tarde, lo mismo que Gabriel Milito, tras jugar el Mundial.

Los jugadores fueron sometidos a las pruebas analíticas y posteriormente el director deportivo, Miguel Pardeza, efectuó las presentaciones a toda la plantilla del nuevo presidente, Eduardo Bandrés, y del entrenador.

Tras saludar uno a uno a todos los futbolistas, Bandrés les explicó brevemente los cambios sucedidos en el verano en el seno de la entidad y les transmitió la ilusión y la ambición del nuevo Real Zaragoza, expresando su confianza en la plantilla del equipo. Mañana, a partir de las 8:00 horas, se llevarán a cabo las pruebas médicas antes del primer entrenamiento, que comenzará una hora y media después.

"UN EQUIPO PROTAGONISTA, QUE GOBIERNE MÁS LOS PARTIDOS"

Tras las presentaciones Víctor Fernández explicó que los próximos días servirán para "contemplar en directo qué puede aportar cada uno de los jugadores, en especial los más jóvenes" de cara a la próxima temporada.

Una campaña en la que el técnico desea "un equipo más protagonista, que gobierne más los partidos". "Eso nos permitiría ser mucho más fuertes en casa, tener más alternativas de ataque, llevar el peso del partido y someter al rival a nuestros movimientos", explicó.

Por eso, quiere que todos sean "exigentes y ambiciosos", pero "sin perder la perspectiva de la realidad" y que miren a Europa después de que "en los últimos años el Zaragoza se ha quedado lejos de la clasificación vía Liga".

"Es un objetivo al que no debemos tener miedo ni tampoco debe suponer para nosotros una presión que nos atenace y nos condicione, sino todo lo contrario: que nos estimule y nos permita avanzar. Con esa meta estamos construyendo un equipo que nos debe colocar en los puestos de arriba", destacó el entrenador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies