Villar: "Algunos utilizan el derecho y la ley para ser presidente de la Federación"

Actualizado 29/02/2012 18:31:20 CET
Ángel María Villar
Foto: RFEF

El presidente de la RFEF pidió al CSD el adelanto electoral porque era "el momento más idóneo"

   MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, afirmó que "algunos utilizan el derecho y la ley" para desplazarle como presidente de la RFEF y justificó la solicitud al CSD para el adelanto de las elecciones de dicho organismo al pasado 16 de febrero porque, según él, era "el momento más idóneo".

   Así se manifestó Ángel María Villar en su comparecencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el pasado viernes 24 de febrero, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 36 de Plaza de Castilla de Madrid como imputado por "presunto delito continuado de prevaricación" en la convocatoria de las elecciones a la presidencia de la RFEF.

   "Algunos utilizan el Derecho Penal y la Ley de Jurisdicción Criminal para ser presidente de la Federación. Eso no se gana así sino votando", dijo Villar ante el juez a preguntas de sus abogados, Luis Rodríguez Ramos y Emilio Andrés García Silviero, tras la demanda presentada por el sindicato 'Manos Limpias'.

   En su declaración, durante cerca de 35 minutos y en la que no respondió a las preguntas del letrado del sindicato querellante, Villar indicó que pidió a su secretario general, Jorge Pérez, que solitara al Consejo Superior de Deportes (CSD) el adelanto de las elecciones al primer trimestre de 2012 "porque era el momento más idóneo".  

   Asimismo, recordó que la Junta de Garantías Electorales emitió un informe favorable y dijo desconocer las cartas, en primera instancia, aunque luego admitió conocer "la que aparece sin firma", entre ellas, la firmada por el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), José Luis Astiazarán, en la que la Comisión Delegada de la patronal criticaba la "precipitación", "oscurantismo" y "falta de transparencia" de la convocatoria electoral.  

   "Yo lucho cuando se cercenan derechos a los ciudadanos. Todo el mundo sabe que el elemento para medir a la Federación son los Campeonatos del Mundo (y de Europa, añadió después)", indicó el presidente de la RFEF, que denunció que la Orden Ministerial de 2007 les restaba 10 meses de mandato en el ciclo anterior.

   En este sentido, argumentó que, en este caso, actuaron de forma contraria, solicitando el adelanto electoral -en 2008, la RFEF pidió celebrar los comicios, finalmente en noviembre, después de Pekín 2008 pese a que tenía que haberlo hecho antes- dado el calendario que presentaba la Federación.

   "El cambio se produjo por responsabilidad, dado que era el mejor momento. Nunca faltó información en el proceso electoral", aseguró Villar, que añadió que todos los puestos, los 179, para formar la Asamblea General se ocuparon "dado que el período fue muy amplio para presentar candidaturas y nadie mostró su oposición".

   El presidente de la RFEF declaró esto a pesar de que Asociación de Entrenadores (ANEF) denunció que, según la Orden Ministerial, los técnicos deberían estar representados por el 10 por ciento de la Asamblea General, es decir 16, y tan sólo contaban con 13 miembros y que las candidaturas a miembros de la Asamblea se proclamaran el 19 de enero por la tarde y el plazo para acudir al notario y ejercer el voto por correo concluía el 20; o que el voto por correo ante notario haya sido contratado por los Comités Territoriales y las Federaciones respectivas sólo y exclusivamente para quienes lo ejercitaban a favor de las candidaturas oficialistas.

"ACUERDOS PATENTEMENTE ILEGALES"

   Manos Limpias presentó el pasado 15 de febrero una demanda contra Villar y la exDirectora General de Deportes del CSD Matilde García por "presunto delito de prevaricación" por entender que adoptaron "acuerdos patentemente ilegales en la preparación y convocatoria" de las elecciones, vulnerando la Orden Ministerial de 2007, ya que debían haber iniciado su proceso electoral dos meses después de los Juegos Olímpicos de Londres, al haber logrado la clasificación olímpica.

   La entonces Directora General de Deportes del CSD, que actuaba como secretaria de Estado en funciones, firmó la autorización para el adelanto de las elecciones, aunque, según declaró el pasado viernes ante el juez, "no conocía la fecha en el periodo en que se tenía que convocar el proceso electoral", dado que el 3 de diciembre estaba de baja por maternidad.  

   García Duarte, que dijo no saber que iba a cesar inminentemente, aunque conocía la Orden Ministerial, reconoció que desconocía el reglamento electoral y las fechas de la convocatoria y que simplemente se limitó a dar el visto bueno al informe de la Junta de Garantías Electorales, que manifestaba "que no había ningún motivo para denegarlo", para el adelanto de los comicios.

   Además, durante su declaración explicó que entre sus competencias no estaba la de vigilar ni tutelar la convocatoria de las propias elecciones, ni la publicidad y difusión que de ellas se daba, y que, además, cuando el 2 de enero se anunció la convocatoria ya había cesado en su cargo.