El Villarreal responde a un Girona crecido y Las Palmas encuentra la fe ante Espanyol

Villarreal - Celta
LALIGA.ES
Publicado 17/12/2017 20:50:10CET

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Villarreal superó (0-1) al RC Celta en Balaídos para cortar una mala racha de resultados y mantener la sexta plaza en la tabla, ante la presión de un Girona al alza que se asomó a Europa tras ganar (1-0) al Getafe, mientras que la UD Las Palmas rozó (2-2) el milagro de remontar dos goles al Espanyol en los últimos 10 minutos en la jornada 16 de LaLiga Santander.

El 'submarino' triunfó en Vigo con un gol de Fornals para cortar la racha de tres derrotas de los de Javi Calleja, quien eso sí vio aumentar la enfermería con un Carlos Bacca recién recuperado y que se retiró con molestias. El Celta, por su parte, a pesar de su mejora en el juego en las últimas jornadas, no encuentra la forma de puntuar, ya que suma un punto de los últimos nueve.

En unos primeros minutos que sirvieron de tanteo para ambos equipos, llegó el intercambio de golpes, en el que el Villareal empezó a coger el ritmo. Así, un centro de Bacca culminó en un tanto de cabeza sin oposición de Pablo Fornals. El equipo local se puso manos a la obra para intentar lograr la remontada en el segundo tiempo sin éxito, con un palo de Emre Mor, el mejor de los locales.

El 'submarino' respondió al triunfo de un Girona que se asomó a la sexta plaza gracias a un solitario gol de Stuani, su noveno tanto de la temporada. El equipo de Pablo Machín siguió al alza mostrando carácter y un juego de manual, en un partido marcado por las interrupciones.

El 'Geta' no pudo entrar en el partido ni romper la barrera defensiva rival. Stuani marcó pronto, en el minuto 5 de la primera parte, tras un centro de Mójica y, tras adelantarse, el Girona aguantó en el marcador para llevarse los tres puntos, cortando la buena tendencia de un Getafe que se mantiene cerca de la zona noble.

Además, la UD Las Palmas y el Espanyol empataron en un vibrante choque que dejó más tocado a los pericos pese a mandar hasta el minuto 80 con un 0-2. La fragilidad defensiva de Las Palmas se vio en los goles encajados en dos jugadas similares, obra de Gerard Moreno. El equipo isleño tiró de épica con Hernán Toledo como revulsivo saliendo desde el banquillo en un loco tramo final.

Remy y Callieri empataron el encuentro y, ya en el descuento, Viera tuvo la victoria desde el punto de penalti, pero Pau López detuvo el lanzamiento. El cuadro canario salva un punto que no le vale para abandonar el último puesto pero que demuestra que sigue teniendo pulso. Mientras, los de Quique Sánchez Flores siguen sin ganar fuera de casa y se acercan a la zona roja.