Ziganda: "Tengo fuerzas, ánimo y esperanza"

El entrenador del Athletic Club, Kuko Ziganda
LALIGA.ES - Archivo
Publicado 15/03/2018 22:31:14CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Athletic Club, José Ángel Ziganda, ha destacado que tiene "fuerzas, ánimo y esperanza" por encontrar "una dinámica más regular" después de caer ante un "superior" Olympique de Marsella en San Mamés (1-2), en la vuelta de los octavos de final de la Liga Europa, que significa el adiós europeo rojiblanco en una temporada con más penas que alegrías.

"Tengo fuerzas, ánimo y esperanza por buscar una dinámica más regular y darle continuidad al bloque. Yo voy a preparar cada partido como si fuese el primero de la temporada", declaró el técnico navarro en la rueda de prensa posterior al duelo ante el equipo francés.

En ese sentido, el preparador rojiblanco destacó que no piensa en si continuará la próxima temporada en el banquillo de la 'Catedral'. "Yo me voy a centrar en el partido del FC Barcelona, ese es mi objetivo. Preparar el duelo del Camp Nou lo mejor posible", avisó de cara al duelo ante los azulgrana (este domingo, 16:15 horas).

Además, preguntado por el partido ante el Marsella, Ziganda reconoció que estuvieron "lejos de pasar". "Estoy decepcionado por todo. Pero esto es un juego, hay un contrario que juega y que tiene nivel. Ha sido un rival poderoso y puede eliminarte. Hemos estado muy lejos de pasar, no hemos tenido el momento. El Marsella ha demostrado su superioridad, no hemos sido capaces de meterles en dudas", explicó.

"Teníamos ilusión, pero todo ha salido mal. Este no es el nivel de los jugadores. El equipo tiene más, falta regularidad, son demasiados cambios. Era demasiada competición para cómo estábamos", añadió, después de encajar la eliminación con una nueva derrota tras el 3-1 de la ida.

En referencia a sus jugadores, incidió en la "decepción" de caer a estas alturas de la competición. "El vestuario está triste, decepcionado. Cuesta mucho llegar hasta aquí y cuando llega el final, duele", explicó.

"Hemos arriesgado con (Mikel) Rico sabiendo lo que había pero era el momento de todo o nada y nos ha salido cruz en todos los sentidos", reconoció el navarro sobre la lesión del centrocampista que tuvo que retirarse lesionado a los 23 minutos.

Además, preguntado por la pitada con la que despidió la afición a sus jugadores, el 'Kuko' cree que ha sido "justo". "El público ha estado bien, encima del equipo e intentado meternos en la eliminatoria. Al final es justo que muestre su decepción porque no hemos sido capaces de disputar la eliminatoria y por la trayectoria de todo el año", expresó.

Por último, pese a estar fuera de la Copa del Rey, de la 'Europa League' y a 9 puntos de la sexta plaza que marca la zona europea, el preparador rojiblanco cree que "la temporada no acaba en marzo". "Nos queda un cuarto de Liga. El objetivo es recuperar a jugadores y el bloque, intentaremos acabar lo más arriba posible. No estamos para tirar absolutamente nada", sentenció.