Márquez: "Mi guerra es en la pista"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Márquez: "Mi guerra es en la pista"

Marc Márquez en un acto publicitario
EUROPA PRESS
Publicado 05/10/2016 13:13:01CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) se ha confesado "sorprendido" porque Valentino Rossi (Yamaha) haya "vuelto a sacar el tema del año pasado", volviendo a quejarse del desenlace del título, pero ha recalcado que su "guerra es en la pista" y que no responderá a un rival que "siempre ha sido muy listo tanto dentro como fuera" de los circuitos.

"Me ha sorprendido que Rossi volviera a sacar el tema otra vez, pero se acerca el final de temporada, Valentino tiene mucha experiencia y siempre ha sido muy listo tanto dentro como fuera de la pista. Ha sabido jugar sus cartas. Yo sigo a lo mío, mi guerra es en la pista, ahí es donde me gusta hablar y sacar todo lo que sé. Fuera de la pista está claro que es una guerra no me conviene ni quiero entrar", dijo Márquez durante la presentación en Madrid de su primer perfume, llamado 'Hero Sport'.

De esta forma, el catalán volvía a esquivar la polémica servida por Rossi, quien tras el último Gran Premio de Aragón acusó en la prensa al propio Márquez y a Jorge Lorenzo (Yamaha) de "robar de mala manera" el título mundial del año pasado, que recayó en manos del balear.

Centrando la vista en el presente, Márquez cuenta con 52 puntos de ventaja sobre el italiano a falta de cuatro carreras para concluir el campeonato y, aunque en Japón dispondrá de "la primera oportunidad de ganar el título", añadió que "la probabilidad es muy pequeña porque se tienen que dar muchos factores que no se van a dar".

"No podemos caer en el ansia de querer ganar ya y tenemos que seguir con la misma mentalidad. Debemos seguir construyendo, poniendo otra piececilla para llegar al objetivo final que es el título, eso está claro. Japón es una carrera más y no creo que pase nada especial allí", aclaró, consciente de la dificultad de la carambola que necesitaría en Motegi: ganar la carrera, que Lorenzo sea cuarto y Rossi, decimoquinto.

En cualquier caso, reconoció que pilotar con prudencia "es un tema delicado" ya que siempre le "gusta buscar el límite y darlo todo desde el primer entrenamiento" de un fin de semana de carrera.

"NO QUIERO PENSAR EN CELEBRACIONES, IMPROVISARÉ"

"Pero vienen tres carreras seguidas y en cualquiera puede llover. Eso es más riesgo. Si te lesionas te saltas tres carreras, no solo una, por eso insisto en no tener prisa y ser paciente. Nadie se quiere caer, pero no puedes salir a pista pensando en no caerte. Cuando haya mas riesgo de la cuenta, intentar salvarlo un poquito", analizó.

Pese a su amplia ventaja, el de Cervera dijo que no tiene pensada ninguna posible celebración. "Este año no quiero preparar nada, no me gusta hablar de estas cosas. Improvisación cien por cien. Si ganas el título, la alegría que llevas por dentro lo convierte todo en una fiesta. En Japón no será y en la siguiente quizá tampoco. En 2014 por las ansias de querer ganar cometí dos fallos seguidos en Misano y Aragón y lo celebré mucho más tarde de lo que podía haber sido", rememoró.

Además, Márquez también felicitó a su hermano Álex por la victoria que cosechó en Aragón en la carrera de Moto2, recalcando que "se lo merecía ya" dentro de un año que "no está siendo fácil para él", también por las comparaciones con su hermano mayor.

"No tiene que ser fácil tener un hermano en MotoGP, sea quien sea, ya tienes a alguien con quien te comparan, pero siempre ha estado muy calmado sabiendo que llegaría su momento. Ahora lo importante es que no se lo crea más de la cuenta, sino que siga trabajando como hasta ahora y aprovechar las cuatro carreras que faltan para preparar el año que viene, que ahí si tiene que ser mas regular", le pidió.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies