Márquez quiere irse de vacaciones relajado manteniendo su idilio con Sachsenring

Marc Márquez
REPSOL MEDIA SERVICE - Archivo
Publicado 12/07/2018 18:48:30CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) buscará mantener su idilio con el circuito de Sachsenring, escenario este fin de semana del Gran Premio de Alemania, y sumar un nuevo triunfo que le permita irse de vacaciones con el quinto título mundial de MotoGP muy bien encarrilado.

El de Cervera continúa dominando con mano firme el campeonato de 2018 y antes de afrontar el parón estival de 15 días se presenta en el trazado alemán con 41 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el italiano Valentino Rossi (Yamaha), y 47 sobre el tercero, su compatriota Maverick Viñales (Yamaha).

Pocas concesiones está dando el catalán en esta temporada, donde no está existiendo un rival que le pueda seguir en cuanto a regularidad pese a los intentos del veterano 'Il Dottore', dispuesto a jugar sus bazas, pero que necesita sumar triunfos cuanto antes para apretar las cosas o hacer bueno algún fallo del hexacampeón mundial.

Márquez sigue firme en el liderato y aún no se ha bajado del podio en ninguno de los Grandes Premios que ha terminado, con el añadido de haber sido primero o segundo, una tónica que le sitúa de nuevo como el gran favorito. De momento, pase lo que pase en Sachsenring, saldrá como líder y con una ventaja relativamente cómoda.

El piloto del Repsol Honda está demostrando su capacidad para leer las carreras y su actual superioridad le hizo salir victorioso en Assen (Holanda), en la que ha sido considerada como la mejor carrera de la categoría de los últimos tiempos. La 'Catedral' no le era favorable, todo lo contrario que Sachsenring, un trazado donde ha sido imbatible hasta el momento con ocho triunfos en ocho visitas: cinco en MotoGP, dos en Moto2 y una en 125cc.

Además, durante ese periplo victorioso en la pista germana, tampoco nadie ha podido ganar a una Honda ya que Dani Pedrosa fue capaz de encadenar un triplete victorioso de 2010 a 2012. El de Castellar del Vallès será uno de los grandes protagonistas del fin de semana tras anunciar este jueves el final de su carrera deportiva.

Por ello, hay que remontarse a 2009 para no ver una victoria de la marca de las alas doradas. Fue Rossi el que lo logró entonces ya a lomos de la 'M1', pero desde aquel éxito sólo tiene dos terceros puestos (2013 y 2015) como mejores resultados.

El italiano, quinto en Holanda, no tiene excesivo margen si quiere irse con esperanzas de remontada de vacaciones, al igual que un Viñales reforzado por su tercera plaza en la 'Catedral', segundo podio de la temporada y que le mantiene como el único que ha sumado en todas las carreras. El gerundense no ha tenido buenas sensaciones en Sachsenring.

Tras las dos Yamaha oficiales, el resto de competidores está aún más alejado, en especial la Ducati de Andrea Dovizioso. El actual subcampeón del mundo está lejos del rendimiento del año pasado pese a que ganó el Gran Premio inaugural y su desventaja con Márquez es ya de 61 puntos, terreno que se antoja difícil de remontar y que le deja sin margen de error.

Su compañero Jorge Lorenzo vio frenada su reacción en Assen, donde sólo pudo estar sexto aunque estuvo metido en la 'batalla' e intentará volver a pelear por un triunfo en un circuito donde nunca ha ganado. Por su parte, Alex Rins (Suzuki), segundo en Holanda, buscará otro podio que le aúpe entre los diez mejores de la clasificación.

Contador